Publicidad
Actualidad 16 Nov 2012 - 5:32 pm

El transexual que ejerce un cargo público en Cuba

En los ochenta el régimen lo encarceló por homosexual.

Por: Elespectador.com
  • 67Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/articulo-387460-el-transexual-ejerce-un-cargo-publico-cuba
    http://tinyurl.com/c4uv3hc
  • 0
José Agustín Hernández González. Foto: EFE

Desde hace 28 años, José Agustín Hernández González ha sido elegido por los habitantes de Caibarién, en la provincia de Villa Clara en Cuba, como concejal del poder popular.

Más conocido como Adela, asegura que todo “el que vino a votar ha pasado por mi casita a preguntar por mi verdadero nombre" y recuerda que en los ochenta fue encarcelado por su condición sexual. Ver Galería 

Asegura que su padre presionó a la Policía para que lo pusiera tras las rejas. "le dije entonces al guardia que me acompañó a la celda: 'si salir de este calabozo significa cumplir con la promesa a ese energúmeno que está allá afuera esperando a que me arrepientade ser la loca que soy, ¡pues que me echen cadena perpetua!'" asegura González en un diálogo publicado el página web del Diario de Cuba y agrega quecumplió dos años de prisión bajo la acusación de "peligrosidad", aún vigente en el Código Penal cubano.

En las más recientes elecciones populares, Clara derrotó a dos candidatos militantes del Partido Comunista y según señala el diario cubano, en la segunda vuelta ganó con casi 100 votos de diferencia.

"La única aspirante a hembra, primero que todo, soy yo. Lo que pasa es que ya llevo 28 años en este cargo, como presidenta, y eso lo marca a una, aunque no quiera. La hace famosa en la resistencia. A muchos les resulta inexplicable mi perseverancia en el cargo, por tantos años defendiendo lo que otros consideran indefendible. Mi obstinación es a prueba de bombas", dijo en la entrevista con el medio cubano.

Con relación al cargo público que ejerce en un barrio humilde sin servicios básicos asegura estar “cansada de ver cómo nos pelotean de un lado a otro cuando no tienen soluciones que ofrecer. Ha sido demasiado el tiempo invertido, más el derrochado, en el imperdonable malgaste. No hay más vuelta atrás. Y la esperanza puede agotarse", agregó.

Relacionados

  • 67
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio