Garrote a la violencia de género

Estos son los fallos judiciales más machistas y desiguales del mundo.

En Somalia un Tribunal condenó a una prisión a una mujer porque había mancillado el honor de la Policía de ese país al denunciar por violación a unos uniformados sin, supuestamente, tener pruebas de que la agresión hubiera ocurrido. Esta decisión judicial fue ‘reconocida’ con el Garrote de Oro como el fallo más machista y contrario a la equidad de género del mundo por la ONG Women’s Link Worlwide, una entidad internacional que lucha por los derechos de las mujeres. Respecto a la decisión, la ONG aseguró que “representa la impunidad que existe cuando miembros de las fuerzas armadas cometen crímenes de género”

El reconocimiento fue entregado en el marco de la quinta edición de los premios que otorga Women’s Link Worlwide a las decisiones judiciales más machistas del mundo y también a las más igualitarias.

El galardón de 'Garrote de Plata' fue para el Tribunal Supremo de España que redujo la suspensión impuesta a un militar que agredió a su esposa porque, en su criterio, en primera instancia no se habían tenido en cuenta las condecoraciones del uniformado ni su participación en la guerra de Afganistán lo que, a ojos de la justicia, hacía comprensible que el militar usara la violencia de vez en cuando. “Es inaceptable que el juez redujera la suspensión del acusado en base a sus condecoraciones militares y así justificar esa forma de violencia”, expresó Women’s Link Worlwide en su informe.

El ‘podio’ lo completó el Tribunal Oral Criminal de Argentina que redujo la condena de un hombre por considerar que había actuado bajo una emoción violenta cuando deliberadamente quemó a su esposa, rociándole gasolina y prendiéndole fuego. “Es inadmisible que los jueces traten de justificar esta terrible forma de violencia”, señaló la ONG.

Pero no todo fueron decisiones malas, Women´s Link Worlwide también le hizo un reconocimiento a las decisiones judiciales que, en su criterio, habían promovido la igualdad de género. El premio mayor se lo llevó la Corte Suprema de Ghana que en un fallo reconoció que el trabajo doméstico era una labor importante para el buen desarrollo del matrimonio y que, por ello, a la hora del divorcio a la mujer se le tenía que reconocer esta actividad para la repartición de los bienes. “Los jueces del Tribunal también declararon que ‘las mujeres no son burros’ que pueden ser desechados después de haber ofrecido servicios útiles y valiosos sin tener en cuenta sus derechos como seres humanos”, reconoció Women´s Link Worlwide.

El Mallete de Plata y el Mallete de Bronce fueron para el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y para la Alta Corte de Botswana, respectivamente. Al primero se le reconoció por condenar a Polonia por la falta de un marco legal que garantizara el acceso efectivo al aborto en los casos amparados por la ley. Por su parte la Alta Corte fue reconocida por reformar una ley tradicional que impedía que las mujeres de su país heredaran. El juez del caso fue revolucionario y dijo: “Creo que llegó el momento para que los jueces de esta Corte asuman un rol de creadores de un nuevo mundo, un mundo donde la discriminación basada en género no tiene lugar en una sociedad moderna”.

Los premios del público fueron –en la categoría de Garrote– para el Tribunal Supremo de Puerto Rico que consideró que no existe discriminación alguna en la prohibición legal que impide la adopción a las parejas del mismo sexo y –en la categoría de Mallete– para el Tribunal Contencioso Electoral de Ecuador que sancionó a un pastor por hacer declaraciones homofóbicas.

Temas relacionados