Así se veía el avión en llamas desde tierra firme