Publicidad
Actualidad 17 Ene 2013 - 11:45 am

Calidad del agua y cambio climático amenazan nutrición de colombianos

Buscan la receta perfecta para calmar el hambre

Minsalud y Programa Mundial de Alimentos quieren recuperar las prácticas ancestrales que garanticen la seguridad alimentaria en el país.

Por: Mariana Escobar Roldán
  • 94Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/buscan-receta-perfecta-calmar-el-hambre-articulo-396964
    http://tinyurl.com/mzju9hd
  • 0
insertar
Praveen Agrawal, representante en Colombia del Programa Mundial de Alimentos. / Cortesía

Condimentar las preparaciones de alimentos con yerbas naturales como cilantro, albahaca y yerbabuena mejora el sabor y facilita la digestión; el licuado de arroz disminuye la diarrea y previene la deshidratación, y rotar los cultivos incrementa la fertilidad de la tierra. Estos son algunos conocimientos y hábitos propios de la tradición colombiana, que de difundirse y practicarse con más regularidad podrían contribuir a que personas de todas las regiones y condiciones accedan a los alimentos y mantengan una buena salud nutricional.

Por eso el Ministerio de Salud y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) lanzaron el primer concurso nacional con el que quieren reconocer y divulgar prácticas, hábitos y saberes populares en salud, nutrición y alimentación. Personas de todo el país podrán enviar en 50 palabras sus propuestas y las ganadoras serán publicadas.

Praveen Agrawal, representante en Colombia del PMA, revela detalles del concurso y habla de las amenazas y retos que tiene la seguridad alimentaria en Colombia.

¿Qué quieren desmitificar por medio del concurso?

Queremos cambiar la idea de que la seguridad alimentaria es algo intangible y que solo puede mejorar a través de programas inmensos y costosos, cuando hay acciones cotidianas que vienen de generaciones pasadas y que pueden contribuir. Con el concurso vamos a recolectar esa información y a mostrársela a todo el país.

¿Qué prácticas ancestrales son importantes para la agricultura?

Los campesinos suelen dejar descansar la tierra un año entre cultivo y cultivo. Así, mientras se siembra una hectárea de leguminosas, que usan ciertos nutrientes, se deja de cultivar otra y conseguimos mejores cosechas, hacemos un mejor uso de la tierra y aumentamos la seguridad alimentaria. Hay comunidades indígenas o afrocolombianas que tienen prácticas que apenas estamos conociendo y que podrían ayudarnos bastante.

¿Qué pasará una vez estén publicadas las prácticas?

El concurso es apenas un primer paso para generar una gran movilización social en el país. Finalmente vamos a lograr cambiar la actitud respecto a los hábitos alimenticios, principalmente en los niños, que van a tener nuevas formas de consumir y acceder a los alimentos, lo que garantizaría su seguridad nutricional.

¿Cómo podrán participar personas de zonas lejanas?

Estamos en conversaciones para establecer contacto con campesinos de regiones apartadas a través de la radio, que es su principal medio. Las secretarías de Salud de los municipios se encargarán de divulgar el concurso y de recibir las propuestas de quienes no pueden enviarlas por correo electrónico. No se trata de escribir relatos, sino de contar consejos y hábitos que han aprendido de sus ancestros.

¿Quién va a seleccionar a los ganadores y con qué criterios?

Ganadores somos todos. Antes de empezar ya hemos ganado porque la información que se recolecte va a ser muy importante. Sin embargo, va a haber un jurado del Ministerio de Salud, de Cultura y del Programa Mundial de Alimentos y las propuestas más innovadoras van a ser expuestas durante el Congreso Internacional de Innovaciones para el Sector Agropecuario (INNOVAGRO), que probablemente será en mayo.

A propósito de la seguridad alimentaria en Colombia, ¿cuáles son las principales amenazas?

La calidad del agua es una amenaza para la seguridad alimentaria. También, si no contamos con las cantidades suficientes, las personas pueden correr peligro. Podemos vivir más tiempo sin comida que sin agua. La ola invernal y el cambio climático también representan retos, pero eso es positivo porque podemos trabajar en la prevención para una próxima vez.

¿Cuáles son los retos al respecto?

En términos de seguridad alimentaria es mucho más caro atender el programa que prevenirlo. Así que el reto es la prevención, y ésta es muy sencilla: asegurar la disponibilidad de los alimentos necesarios para las personas desde la primera infancia, así habrá las mismas posibilidades de vida, nazca donde nazca. No hay que verlo como un gasto, sino como una inversión social.

*Las propuestas (de máximo 50 palabras) pueden ser enviadas al correo electrónico [email protected] o serán recibidas en las secretarías de salud. El plazo para concursar vence el 28 de febrero de 2013.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio