Carta Carolina Murcia

"Quiero manifestar mi respaldo al valeroso trabajo del Dr. Rodrigo Bernal".

 Estimados periodistas:

Quiero manifestar mi respaldo al valeroso trabajo del Dr. Rodrigo Bernal, de verificación de la información divulgada sobre el trabajo y la contribución del Dr. Raúl Cuero. Digo que es valeroso porque exponerse en público para decir una verdad que duele no es fácil.

Sobre la controversia que esto ha generado quiero manifestar dos puntos:

No es envidia ni racismo. El Dr. Bernal no tiene nada que envidiarle al Dr. Cuero, pues es un científico reconocido en su propia ley. El Dr. Rodrigo Bernal es una de las dos autoridades mundiales en palmas de Colombia. Él tiene más de 60 artículos científicos, de los cuales la mayoría están en revistas internacionales indexadas y verificadas por evaluación por pares, los cuales se pueden verificar en Google Scholar. Es más, si uno compara el artículo más citado por otros colegas de cada uno de los dos científicos, el Dr. Bernal le lleva una ventaja importante al Dr. Cuero, eso da una medida del impacto y reconocimiento de su trabajo. Además, el Dr. Bernal es autor de dos libros científicos (no autobiografías ni divulgativos) sobre las palmas de Colombia y de América y ha descrito por lo menos 20 nuevas especies para la ciencia. El Dr. Bernal ha hecho investigación para ayudar a las comunidades del Chocó a cosechar de manera sostenible las semillas de las palmas, particularmente la Tagua. Actualmente se encuentra al frente de un proyecto de interés nacional que es el Catálogo Nacional de Plantas. Es reconocido además en los jardines botánicos de Missouri (USA) y Kew (inglaterra), que visita con frecuencia en sus investigaciones. De modo que el Dr. Bernal tiene todas las credenciales para evaluar el nivel de otro colega, y eso es lo que típicamente se hace en esta disciplina. Cada artículo, cada producto que genera un científico es evaluado por otros colegas. Eso se llama evaluación por pares.

Justo esta semana, la revista The Economist, una de las revistas de análisis más serias y prestigiosas del mundo y que seguramente todos ustedes conocerán, enfocó su número sobre la ciencia y algunos de sus vicios http://www.economist.com/news/leaders/21588069-scientific-research-has-changed-world-now-it-needs-change-itself-how-science-goes-wrong . Me llama la atención que el artículo central empieza diciendo "A SIMPLE idea underpins science: trust, but verify”. Eso justamente ha hecho el Dr. Bernal, sólo que al verificar se encontró demasiadas imprecisiones y aseveraciones erradas. No se puede crucificar al Dr. Bernal por sacar a la luz esta verdad, pues lo que se está haciendo es usándolo como excusa para desviar la atención del verdadero problema: que los periodistas relacionados con este caso no han hecho bien su trabajo y se dejaron llevar por el descreste barato. Les metieron tremendo gol!

Este incidente, más que desprestigiar la ciencia y a los científicos involucrados debe ser un motivo de reflexión del periodismo sobre la solidez y la veracidad de lo que se publica en los diarios. Les dejo el reto de hacer un análisis público sobre cómo los periodistas verifican sus fuentes y la información que presentan.

Atentamente,

Carolina Murcia, Ph.D.
Directora Científica
Organization for Tropical Studies
www.ots.ac.cr

Temas relacionados