La cerveza belga entró en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad