Publicidad
Actualidad 12 Mayo 2013 - 5:36 pm

En Viena

Comercio emplea a exadictos para convertir basura en diseño

Uno de los problemas más espinosos es el de las recaídas de los antiguos adictos.

Por: EFE
  • 76Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/comercio-emplea-exadictos-convertir-basura-diseno-articulo-421657
    http://tinyurl.com/cfwt7ze
  • 0
insertar
Muebles elaborados con viejas escaleras mecánicas.

En el centro de Viena hay una tienda donde la basura se vende cara. A través del reciclaje, los residuos renacen en forma de atractivos objetos creados por trabajadores que han superado alguna adicción y quieren volver a empezar de cero.

"Gabarage" basa su negocio en lo que se conoce como "upcycling" ("supra-reciclaje"), es decir, toma todo tipo de materiales desfasados para crear artículos radicalmente distintos a los que conferir un nuevo uso.

Se venden multitud de objetos singulares que pasan por todos los tamaños y necesidades: desde sofás elaborados con viejas escaleras metálicas hasta anillos confeccionados con monedas de plata.

Algunos productos estrella son bolos reconvertidos en jarrones de flores, brazaletes hechos con pelotas de tenis o bolsos y carpetas confeccionados con lona vieja de camiones.

Puede parecer una simple tienda de diseño ecológico más, con productos de estilo y sostenibles que no están al alcance de cualquier bolsillo, ya que los precios son bastante elevados.

Pero el componente social es justo el eje diferenciador: el compromiso con aquellos que, tras un tratamiento de rehabilitación, buscan una segunda oportunidad en la vida.

El negocio tiene una plantilla de unas 20 personas, la mitad de ellas, los trabajadores que acaban de superar la rehabilitación, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años de edad.

"Los pacientes llevan a cabo una terapia de 12 meses y, al finalizarla, vienen aquí por un año, para trabajar junto a los diseñadores y en los talleres, y recibir una formación", explica Daniel Strobel, responsable de marketing de "Gabarage".

"El objetivo no es que se queden para siempre con nosotros sino formarlos y así poder trasladarlos al mercado laboral", añade.

En Gabarage el proceso de producción de un artículo siempre depende del material disponible en cada momento.

El equipo de diseñadores idea el objeto definitivo en función de las reservas de material de los almacenes, y no al revés, con lo que aumenta la dificultad del proceso creativo.

"Lo prioritario es tener un buen producto y, en segunda instancia, ya destaca el valor añadido social y ecológico porque, si solo partimos de la responsabilidad social, entonces es sólo caridad. Lo más importante es ofrecer productos de calidad", asegura el responsable de marketing de Gabarage.

Esta tienda, que cuenta con tres talleres de producción, acoge a personas que han sufrido problemas de adicción, y que diversas estaciones terapéuticas les remiten regularmente.

Según Strobel, el acceso a la creatividad es muy importante para este tipo de enfermos, porque se sienten activos al producir los artículos y eso genera una retroalimentación muy positiva si los clientes los adquieren poco después en la tienda.

Esto, afirmó, les suscita más confianza que un mero gesto de aprobación por parte de cualquier terapeuta.

Aun así, hay algunas tareas que les resultan complicadas, como la venta al público, puesto que se trata de un trabajo más expuesto y difícil de asumir para un aprendiz transitorio.

De hecho, ninguno de los exadictos en Gabarage quiso hacer declaraciones.

Uno de los problemas más espinosos es el de las recaídas de los antiguos adictos.

Aunque en estos casos la supervisión de la recaída es externa, el comercio cuenta con entrenadores y profesionales especializados.

"La última fase del período de formación consiste en prepararlos para futuras entrevistas de trabajo: que aprendan a detectar sus puntos fuertes y a distinguir en qué dirección quieren seguir desarrollándose profesionalmente", desglosa Strobel.

Daniela Seiler, una empleada de un cercano negocio, conoce "Gabarage" desde hace años y considera que la idea de emplear a los antiguos pacientes es muy interesante.

"Es muy importante apoyar el reciclaje y, obviamente, es estupendo que estas personas tengan una segunda oportunidad", asegura.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio