Crean escuela de conducción para perros

En el video se observa cómo los animales logran, al final del curso, conducir un carro por sí mismos.

Los perros Monty, Ginny y Porter son los primeros animales en conducir un vehículo real.

Tras varios meses de intenso entrenamiento en Nueva Zelanda los animales logran cumplir su meta. Todo comienza con los ejercicios básicos, como acostumbrarse a la barra de cambios, sentarse en la posición de manejo y aprender a quedarse en esa postura. ((ver video))

Tras cinco semanas de entrenamiento los animales pasan al siguiente paso en karts para perro.

Una vez que los canes logran manejar con fluidez los karts, pasan a manejar un vehículo real con la supervisión de sus entrenadores.

Un asistente acompaña al can en la silla del pasajero en caso de que el animal se pueda distraer por el paso de una liebre.

Con el entrenamiento que brida por la SPCA (Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, por sus siglas en inglés) los perros pueden prender el carro, acelerar y frenar.

El coche que conducen fue modificado para su comodidad: los ingenieros incluyeron unos pedales más largos para que los animales pudieran alcanzarlos con sus patas.

Estos animales fueron elegidos de una lista de perros rescatados SPCA para demostrar a todo el mundo la inteligencia canina.