Cuba le declara la guerra al reggaetón

El régimen califica ese género musical de "vulgar, banal y mediocre".

Orlando Vistel Columbié, presidente del Instituto Cubano de Música le declaró este martes la guerra al regguetón mediante el anuncio de normas legislativas que buscan frenar la difusión de ese género musical en la isla.

Columbié, en diálogo con el diario oficialista Grannma, señaló que el reggaeton dejará de escucharse en lugares públicos de Cuba, así como otros géneros parecidos que “utilizan expresiones vulgares, banales y mediocres”.

Agregó que el Instituto que preside aplicará fuertes medidas “que van desde la descalificación profesional de aquellos que violen la ética en sus presentaciones hasta la aplicación de severas sanciones a quienes desde las instituciones, propician o permiten estas prácticas”.

Vistel aseguró que la música cubana es más que “ritmos vulgares”, el funcionario habló “del son,  la salsa, el son, la canción y la rumba” e indicó que los interpretes cubanos  “cuentan con gran reconocimiento internacional. Esa es la verdad de la música y de los músicos cubanos".

«La necesidad de poner coto a expresiones vulgares y hacer cumplir por nuestra parte lo que aprobamos en la Primera Conferencia Nacional del Partido obedece a nuestra responsabilidad de revelar y promover jerarquizadamente en todos los espacios posibles los auténticos valores de nuestra producción musical» puntualizó el presidente del IMC.

Temas relacionados