Líder religioso culpa a la comunidad LGBTI del paso del huracán Harvey por EE.UU.

El pastor Kevin Swanson aseguró que Houston había pecado al tener un alcalde "muy agresivamente pro homosexual".

Foto: EFE

La presencia de tres huracanes (Irma, Katia y José) en las aguas del mar Caribe tiene preocupados no solo a los habitantes de los países que se han visto golpeados, si no también a un sector importante de la comunidad científica. 

Desde el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, han advertido que no es extraño que al mismo tiempo se registren tres fenómenos de la misma naturaleza, sin embargo, si es claro que la intensidad de los mismos obedece al efecto arrazador del cambio climátcio en el mundo. 

Lea también: Huracán José se fortalece a categoría 4 y se hace "extremadamente peligroso"

The Huffington Post recoge las declaraciones del premio Nobel de Química, Mario Molina y de los científicos José Sarukhán y Julia Carabias, en su libro El cambio climático. Causas, efectos y soluciones. "En años recientes ha habido un número significativo de ciclones, huracanes y tifones de gran intensidad. Aunque estos eventos hubieran ocurrido en ausencia del climático, su intensidad sí se ha visto afectada por éste", dicen en el texto. 

Mientras los expertos monitorean y estudian de cerca los fenónmenos naturales, este viernes se conoció la explicación de un pastor evangélico sobre el paso arrazador del huracán Harvey que ha dejado más de 70 muertos en su paso por Texas, Estados Unidos. 

El diario The Independent reseña que el pastor Kevin Swanson, aseguró que Houston había pecado al tener un "alcalde muy, muy agresivamente pro homosexual".

Además: Lo que sabemos de los tres huracanes que azotan al Caribe

"Jesús envía el mensaje a casa, a menos que los estadounidenses se arrepientan, a menos que Houston se arrepienta, a menos que New Orleans se arrepienta, todos también perecerán", dijo el líder religioso en un programa radial.  "Ese es el mensaje que el Señor Jesucristo está enviando a casa ahora a América", agregó. 

No es la primera vez que un líder religioso expresa una opinión similar. Rick Wiles aseguró hace unos días: "Aquí hay una ciudad que se ha jactado de su devoción LGBTI, su afinidad por el movimiento de perversión sexual en América, ahora están bajo el agua", dijo. 

Alianza inesperada entre Trump y los demócratas

La inesperada alianza entre el presidente Donald Trump con los demócratas permitió al Congreso de EE.UU. aprobar hoy un paquete de ayuda de 15.250 millones de dólares para las víctimas del huracán Harvey, extender tope de endeudamiento 3 meses y otorgar fondos al Gobierno hasta el 8 de diciembre.

El resultado de la votación en la Cámara de Representantes dejó hoy claro el descontento entre las filas republicanas por el pacto: 316 votos a favor y 90 en contra, todos ellos conservadores del partido del presidente Trump.

Los republicanos cuentan con mayoría tanto en la Cámara Baja como en el Senado.

Se espera que el mandatario firme hoy mismo la ley para que pueda iniciarse el desembolso de la asistencia federal.

Estos fondos irán destinados a los damnificados y las labores de reconstrucción por Harvey, que dejó 60 muertos y miles de desplazados en el sur de Texas y Luisiana, y servirán para ampliar los recursos de la Agencia Federal de Gestión de Desastres (FEMA, por su sigla en inglés) en un momento en el que EE.UU. se prepara para la llegada de otro potente huracán: Irma, que alcanzará las costas de Florida este fin de semana.

El presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan, reconoció que la llegada de los potentes huracanes había forzado a actuar con mayor premura y evitado un debate más profundo sobre el aumento del límite de endeudamiento.

"La gente está rápidamente solicitando su ayuda de FEMA a través de sus teléfonos móviles, esas peticiones están siendo aprobadas, y ese dinero está saliendo a una mayor velocidad de lo que hemos visto antes, hasta el punto de que la agencia se podría quedar sin dinero tan pronto como el viernes", dijo Ryan en una conferencia de prensa.

Los republicanos tradicionalmente se han opuesto a cualquier alza en el tope de endeudamiento, que no vaya emparejado a recortes en el gasto público.

Uno de los legisladores conservadores que votó en contra de la legislación, Mark Warner, subrayó que los republicanos hicieron campaña "para cambiar estatus quo", y los estadounidenses les eligieron por ese mensaje de freno del gasto público.

La deuda de EE.UU. se encuentra actualmente cerca de los 20 billones de dólares.

Temas relacionados