Máscara de Anonymous alimenta negocio de Warner

Hay alta demanda de éstas y por cada venta se deposita un pequeño margen para Time Warner.

Los derechos de la careta de Guy Fawkes, el protagonista de 'V de Vendeta', pertenecen al grupo Time Warner, uno de los gigantes mundiales de la comuniación, que el año pasado ingresó una cifra millonaria. Es la máscara lider en ventas en Amazon y en las grandes cadenas de disfraces.

La máscara de Guy Fawkes, que se popularizó gracias a V de Vendetta y que desde hace poco se asocia con el colectivo Anonymous, pertenecen a Time Warner. Y es un auténtico negocio.

Anonymous ha sido protagonista de numerosos ataques de hackeo como los efectuados contra el gobierno iraní, la Iglesia de la Cienciología, el Ministerio de Cultura de España o los sitios web de Visa, MasterCard, entre otras muchas. Cuando los miembros aparecen en público para protestar contra la censura o la corrupción, lo hacen encubiertos bajo un peculiar distintivo: la máscara de Guy Fawkes.

Guy Fawkes es un personaje histórico de la Inglaterra de principios del siglo XVII. Es famoso por planear la llamada Conspiración de la pólvora, que tenía como objetivo hacer volar el Parlamento británico el 5 de noviembre de 1605.

La historia del conspirador inspiró a Alan Moore y David Lloyd para crear la novela gráfica V de Vendetta, en la que el protagonista llevaba una máscara de Fawkes. Después, el símbolo se hizo aún más popular cuando se convirtió en película, bajo la dirección de James McTeigue y escrita por Andy y Larry Wachowski (Matrix). Posteriormente Anonymous hizo suyo este símbolo de rebeldía.

Los derechos de imagen de la máscara pertenecen a Time Warner, una de las compañías de medios más grandes a nivel mundial, de la que Warner Bros -distribuidora del filme- es filial. Cada máscara que se vende de forma oficial deposita un pequeño margen para Time Warner, por términos de licencia, lo que a día de hoy, tras la novela, la película y la popularidad de Anonymous, se traduce en cifras millonarias. Por ejemplo, es la máscara más vendida en Amazon.com, superando a las de Batman, Harry Potter y Darth Vader.

El éxito de la máscara no se queda en Internet y también se extiende a las tiendas físicas de disfraces. "Vendemos más de 100.000 de estas máscaras en un año", ha señalado a The New York Times el vicepresidente ejecutivo de disfraces Rubies, Howard Beige. Asegura que otros iconos venden tan solo 5.000 unidades de máscaras, en comparación. Beige añade que la máscara de V de Vendetta', fabricada en China o México, tiene un precio de venta en sus tiendas de alrededor de 6 dólares (4 euros).

La máscara ya era popular cuando solo era un producto de merchandising. Sin embargo, al igual que en V de Vendetta, se ha ido convirtiendo en un icono, en un ideal. "Es un símbolo de lo que significa Anonymous, de la lucha contra los malos gobiernos", declaró al diario uno de los enmascarados de una protesta en San Francisco este mes.