Operan al niño que le sacaron los ojos en China

Su tía, sospechosa de haber cometido el acto, se suicidó lanzándose a un pozo y en su ropa se encontraron restos de sangre del menor.

Un niño de 6 años al que se había hallado con los ojos arrancados fue operado este martes en el sur de China, con el fin de implantarle ojos artificiales que le darán una apariencia normal, sin por ello permitirle recobrar la vista.

Guo Bin, de 6 años, fue hallado el mes pasado cubierto de sangre cerca de su casa en la provincia de Shanxi, en el norte del China, con los dos ojos arrancados.

Su tía, sospechosa de haber cometido el acto, se suicidó la semana pasada lanzándose a un pozo y en su ropa se encontraron restos de sangre del niño, según la agencia Xinhua.

Tras enterarse de lo ocurrido, el médico de Hong Kong Dennis Lam ofreció operarlo gratis en Shenzhen (sur de China).

El objetivo de esta operación era colocarle implantes oculares, para luego ponerle una prótesis un mes más tarde, dijo a la AFP una portavoz de la clínica de Shenzhen, un gran centro industrial del sur de China, cerca de Hong Kong.

El niño "ya no tiene globo ocular, por lo cual hay que ponerle implantes. Es como un globo artificial que da volumen al ojo", agregó.

También se le pondrán sensores en la frente y la lengua para ayudarlo a moverse.

El doctor Lam piensa que dentro de cinco o 10 años se le podrán poner ojos biónicos conectados directamente con el cerebro que podrían permitirle recobrar entre 20% y 40% de su capacidad visual.