EN VIVO: Así va la aplicación del Código de Policía en Cali

hace 37 mins

Rebelión en la India contra la obsesión por la piel clara

Al frente del movimiento antiblancura está la campaña "Lo oscuro es bello".

En la India de tez morena, la piel clara es una obsesión: los mensajes que relacionan un rostro blanco con la belleza y una vida de éxito dominan el mercado, una actitud "racista" contra la que se ha rebelado un sector de la sociedad.

Al frente de ese movimiento antiblancura está la campaña "Lo oscuro es bello", que critica el bombardeo al que se encuentra sometido el ciudadano medio indio con revistas repletas de fotos manipuladas de níveas famosas o cremas que prometen una piel clara.

Para los promotores de esa campaña, la gota que ha colmado el vaso ha sido un anuncio televisivo "esencialmente racista" en el que la megaestrella del cine de Bollywood Shah Rukh Khan afirma que ha alcanzado sus sueños gracias a una crema que blanqueó su piel.

"Cuando el 'rey Khan' dice algo todos prestamos atención, (...) por lo que su mensaje hace que nuestros hijos se sientan inseguros", denuncia la campaña en su página web.

Como antagonista al mensaje que predica Khan está "la morena" actriz -como suele definirla la prensa- Nandita Das, que ha dicho basta a la obsesión por lo blanco y asegura que, entre otras medidas, rechaza todo papel en el que le pidan aclarar su piel.

"Cada vez que tengo que interpretar el rol de una mujer de clase media o alta me suelen decir: 'Sé que no te gusta ser más clara, ¿pero te importaría iluminar un poco más tu rostro?' (...) A lo que respondo: 'Lo siento, te has equivocado de persona'", explica.

El culto a la piel blanca forma parte del "imaginario popular" de la sociedad india, que tiene una estructura de castas muy arraigada que relaciona a las personas de tez oscura con las castas más bajas, según el psicoanalista indio Sudhir Kakar.

Si se echa un vistazo a una revista femenina en la India, pongamos por caso el último ejemplar de "Fémina", las conclusiones son reveladoras: centenares de mujeres indias y extranjeras de piel muy clara, frente a dos negras -una es Rihanna- y dos indias morenas que son entrevistadas (una exprostituta y una activista social).

Sin embargo en la revista se muestran también voces discordantes con este canon de belleza, como la de la bloguera especializada en maquillaje Samaanta Dwivedi, quien sentencia que está en contra de los "anuncios blancos" y apoya a las guapas que son además "reales".

Una actitud contra la obsesión por lo blanco que parece asomarse poco a poco a las calles de ciudades indias como Nueva Delhi, en la que para muchos profesionales el reconocer que promocionan la piel clara ha pasado a convertirse en un tema tabú.

Es el caso de una tienda de fotografía en un barrio del sur de la capital india, donde a pesar de que varios de sus clientes -incluidos europeos blancos- han criticado que se les aclare la piel sin solicitarlo, su dueño afirma que sólo lo hace excepcionalmente.

Del mismo modo, en las tiendas de cosméticos se acepta hablar de puntillas sobre la amplia gama de cremas blanqueadoras de la piel que poseen, unos productos que abarcan el 48% del sector en la India, según un estudio de 2008 de la oficina de Comercio italiana.

En las librerías, decenas de revistas sobre moda y culto al cuerpo corroboran la predilección por la tez clara, algo que consiguen, como señala Chinmoyi Kalita -relaciones públicas en un Spa-, gracias al "photoshop y los salones de belleza".

"Tienes por ejemplo esta foto (coge una revista y muestra la portada en la que aparece una modelo india). Nadie puede ser como ella. Es el efecto de los polvos en la piel, del maquillaje. Es algo absolutamente visible", sentencia Kalita.

Su compañera Niti Gevig es de la misma opinión, aunque dice ser optimista sobre el cambio de mentalidad que se está produciendo en la India sobre la tez blanca, pues cree que "en la actualidad la gente está más receptiva sobre la piel morena y la acepta".

La doctora Madhurima Sharma, que posee una clínica de tratamiento de la piel, reconoce que mucha gente acude a ella para pedir que se blanquee su piel, pero afirma que eso se debe a que no saben "definir su problema", que suele ser hiperpigmentación o sequedad.

"Nosotros tratamos de mejorar eso. No es sobre blancura, sino sobre mejorar la condición de la piel", sentencia, a pesar de que uno de sus tratamientos, llamado "ProClaro", promete mejorar en cinco sesiones la tez de las "pieles oscuras".