Un colador de pasta como tocado religioso

Habla Lukas Novy el joven checo que se tomó la foto de su documento de identidad con un colador en la cabeza.

Un joven checo con un colador en la cabeza como símbolo religioso "pastafari". Un "creyente" de la irreverente iglesia del Monstruoso Espagueti Volador ha logrado incluir semejante foto en su documento de identidad en la República Checa.

Este "culto", que ya cuenta con su evangelio, lo inventó en 2005 un físico de EEUU para parodiar la enseñanza en las aulas de Kansas de las ideas "creacionistas", que plantean una alternativa bíblica a la teoría de la evolución de Charles Darwin.

El informático Lukas Novy, de 28 años, promotor en la República Checa de este credo, cuyos adeptos se hacen llamar "pastafaris", contó que se siente feliz por la popularidad alcanzada y anunció un pulso al Estado para ver reconocido su "culto".

Su documento de identidad provisional ha salido en numerosos medios debido a su particular tocado en forma de colador de pasta, y ahora espera que ese símbolo religioso sea reconocido, al igual que lo es el velo islámico o la cruz cristiana colgada en el cuello.

El trasfondo de su actuación es la protesta contra lo que considera la discriminación de los laicos frente a los creyentes, y utilizó la prerrogativa dada a estos últimos para ir tocados por un símbolo en un documento para ponerlo de manifiesto.

"Si la ley dice que sólo es posible tener la cabeza cubierta en el documento de identidad por algún motivo religioso, yo lo entiendo como una discriminación", sostiene.

Para poder hacer uso del derecho de llevar también un tocado en un documento oficial se declaró seguidor de la iglesia del Monstruoso Espagueti Volador, y que el colador representaba a ese credo.

Esa deidad es una parodia representada por una montaña de espaguetis sobre dos albóndigas y que reina en un paraíso lleno de volcanes de cerveza helada.

El programador reconoce que se inspiró en el empresario austríaco Niko Alm, de 37 años, un "ateo militante" que logró en 2011 fotografiarse con un colador en el carné de conducir tras argumentar ser también seguidor de la misma iglesia.

"Hace tiempo leí de Niko en Austria. Hice un apunte mental para el futuro. Y cuando perdí mi documento de identidad empecé este proceso, esta broma, tal como tenía planeado", explica el checo.

Al solicitar en el ayuntamiento de Brno un nuevo documento con un colador de pasta en la cabeza, dejó a los funcionarios perplejos, pero le expidieron un documento provisional con validez para 30 días.

"Debe verse la cara, aunque en casos de fe religiosa los funcionaros aceptan algún atuendo en la cabeza o algún otro pequeño tocado de esa identificación religiosa", explicó Sonya Halubova, portavoz del ayuntamiento.

Al tratarse del primer caso y que "no hay ley o regulación que lo contemple", el consistorio decidió otorgarle la cédula provisional, pero pidió el 1 de agosto el dictamen del Ministerio del Interior, "para que defina qué es una tocado en la cabeza por razones religiosas o de salud", precisó Halubova.

"Se puede percibir subjetivamente como una bufonada, pero no está en mi competencia hacer una valoración semejante", señaló la portavoz, cuyo cabildo sigue a la espera del dictamen de Interior.

Novy da por descontado que tendrá que recurrir al Tribunal Superior Administrativo, pero no cejará en su empeño.

Considera que su esfuerzo va también a facilitar el registro oficial de la iglesia del Monstruoso Espagueti Volador: "Hemos decidido darle un impulso mediático mayor al tema, para que se pueda registrar más fácilmente. Sí, vamos a registrarla".

Además de luchar contra las "malas leyes", reconoció que detrás de esta campaña hay una estrategia electoral para los próximos comicios legislativos como candidato del Partido Pirata checo, defensor de la libertad en internet, y del que es el responsable informático.

"Me gusta jugar con el Estado. Me gusta atraer la atención. Soy un político. Y creo que esta popularidad mediática me va a beneficiar en las elecciones", confiesa.

Novy confía en mejorar la posición de su Partido Pirata en las próximas elecciones anticipadas, previstas para octubre, después de haber obtenido 42.323 papeletas, el 0,80 %, en la última convocatoria de 2010.

El joven aclaró que no coordina sus pasos con nadie, ni siquiera con la comunidad pastafari evangélica de EEUU, quienes confirmaron que Novy les resulta un desconocido, pero que siguen su caso con interés.

"Sólo estoy en contacto con Niko, porque fue el primero en dejarse fotografiar con colador (en la cabeza) para el carné de conducir", confirmó el informático.