¿Internet empobrece el español?

La escritura se está adaptando a las nuevas realidades y el uso de “q” en vez de “que” es parte de la transición.

¿Los nuevos medios empobrecen el español? Esa es la pregunta que se hacen académicos cuando ven abreviaciones como “xq” en lugar de “porque”, “q” para decir “que” o “msj” en vez de “mensaje”.

Sin embargo, durante el lanzamiento del primer manual que hace recomendaciones sobre el uso del español en internet (“Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales”), elaborado por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), la duda se resolvió.

Para Fernando Ávila, delegado para Colombia de Fundéu, “el idioma no se está empobreciendo por culpa de los medios digitales. Nunca en la historia los jóvenes habían escrito tanto”.

Víctor Solano, experto en nuevos medios, asegura que “si se escribe breve, se tiene más éxito. Con la simpleza y la síntesis hay mayores probabilidades de que se enriquezca el español”.

Markus Steen, asesor de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), reconoce en el libro que la brevedad es la norma general en los chats: “se abusa de abreviaturas y contracciones, se emplea una gramática más despreocupada y hasta se olvidan las reglas de puntuación y acentuación”. Sin embargo, asegura que “la economía del lenguaje en internet no se debe entender como ignorancia, sino como adaptación de la escritura a nuevas realidades”.

Por eso, la Fundación del Español Urgente plantea en el libro, elaborado por 40 expertos del idioma, una serie de normas que permitirían a los internautas hacer un mejor uso del español en redes sociales y mensajería instantánea.

Para enviar correos electrónicos recomiendan que la prisa o el envío desde el móvil no deberían ser una excusa para descuidar la ortografía. Además, señalan que no se debe abusar de los correos masivos para que los contactos no los consideren ‘spam’.

En el caso de herramientas de mensajería instantánea, como sms y WhatsApp, el libro recomienda evitar escribir oraciones enteras en mayúsculas: “en internet, chats y foros equivalen a gritar”. Asimismo, emplear abreviaturas en exceso confundan al interlocutor y omitir artículos, conjunciones, adverbios y preposiciones puede malinterpretar el mensaje. “La simplificación del lenguaje tiene un límite claro: se aplica mientras no se distorsione el mensaje”.

Uso del español en medios digitales

Los medios de comunicación no se salvaron de las críticas. Durante la presentación del libro, Fernando Ávila realizó un diagnóstico del uso del español en diarios, emisoras y canales de televisión colombianos y encontró que existe una tendencia a escribir en inglés palabras que tienen traducción al español: “¿por qué escribimos pony, penalty o bluejean si hay una forma correcta en nuestro idioma?”.

Las imprecisiones geográficas también son comunes: “por ejemplo, una vez leí una noticia en la que mencionaban que Girardot era un municipio del Tolima”.
Según Ávila, es incorrecto decir “las siete plagas de Egipto”, porque fueron diez; lo mismo sucede al referirse a “latinos” como habitantes de América Latina, cuando de origen latino también son los portugueses, españoles, franceses, rumanos y romanos.

Víctor Solano agregó que “la escritura en Internet nos hace pensar que los periodistas no escribimos con punto final, sino con punto seguido, porque los ciudadanos continúan elaborando contenidos mejores que los nuestros e incluso, pueden llegar a hacer revoluciones”.