Publicidad
Vivir 9 Mayo 2012 - 9:54 pm

Energía renovable en un lugar insospechado

Desechos para iluminar hogares

En Ámsterdam, Holanda, la quema de basura proveniente de las casas genera en la actualidad la electricidad suficiente para alimentar a 285 mil residencias (75% del total de la ciudad) o para proveer calor a 12 mil hogares.

Por: Santiago La Rotta *
  • 22Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/desechos-iluminar-hogares-articulo-345034
    http://tinyurl.com/mgzv5co
  • 0
Lugar a donde llegan los desechos en las plantas de AEB. De allí son arrojados a los hornos para su incineración, con la que se produce energía.

Ámsterdam es una ciudad con poco más de dos millones de habitantes (incluyendo su área metropolitana). Esto, a grandes rasgos, equivale a la población de las localidades bogotanas de Suba y Ciudad Bolívar. Sin embargo, el gobierno de esta urbe ha trazado una de las políticas de adaptación al cambio climático más dinámicas del mundo, una iniciativa que comienza por la generación sostenible de energía.

AEB son las siglas en holandés de la compañía que se encarga de los desechos y la generación de energía en Ámsterdam, dos actividades que, aunque parecen disímiles, funcionan en armonía en dos plantas a las que diariamente llega medio millón de bolsas con más de 4.400 toneladas de basura, en 600 camiones y un tren de carga. Los desechos se convierten en electricidad que puede alimentar a 285 mil hogares, algo así como tres cuartos de las residencias de la ciudad, o en energía para la calefacción de 12 mil casas.

Los desechos que llegan a estas instalaciones, provenientes de casas e industrias, son incinerados (a más de mil grados centígrados de temperatura) para hervir agua que, en forma de vapor, hace girar turbinas que generan electricidad.

Anualmente, las dos plantas procesan 1,4 millones de toneladas de basura que, además de ser utilizadas para electricidad y calor, son aprovechadas para el reciclaje de materiales como hierro, cobre y otros metales que se reutilizan en obras de infraestructura de la ciudad, por ejemplo. Después de la incineración, sólo un tercio del material necesita reprocesarse.

El proceso de aprovechamiento rinde un 30% de electricidad por cada tonelada procesada. En total, se aprovecha el 99% de la materia que ingresa a las plantas, bien sea en forma de energía o reciclaje de materiales. El 1% restante, que constituye un desecho tóxico, es enviado a Alemania para su almacenamiento seguro. La electricidad producida por las instalaciones de AEB equivale al 1% de la demanda en Holanda.

En el futuro, Ámsterdam espera recortar en 40% sus emisiones de carbono. La ambiciosa meta pasa por un plan en el que la generación de energía es central. En Holanda, más de la mitad de las viviendas utilizan voluntariamente energía verde (aquella producida por fuentes renovables como el sol, el viento, la biomasa o la quema de desechos). El metro, el tranvía, la Alcaldía y la iluminación pública de la ciudad también se alimentan de este tipo de electricidad.

Las metas de la ciudad incluyen la ampliación de casas con calefacción proporcionada por las instalaciones de AEB (hoy son 50 mil y se espera llegar a 200 mil), así como el incremento de taxis con motor eléctrico: para 2015 se espera que haya 450 en la ciudad, frente a los 30 que existen hoy, entre otros indicadores.

Las más audaces iniciativas públicas pasan por un momento crucial ligado al apoyo del público. Un portavoz de AEB reconoce que uno de los grandes retos a la hora de poner en marcha el programa de aprovechamiento de desechos fue lograr un reciclaje efectivo en la fuente, o sea, en los hogares de las personas, lo que trae una serie de beneficios que, en últimas, se traducen en menor costo para generar electricidad.

El cuidado del medio ambiente es un asunto serio en Holanda que no sólo ha permeado a las instituciones públicas, enfocadas en diseñar planes y estrategias para mejorar el aprovechamiento de los recursos, sino también a la población en general que, crecientemente, opta por alimentar sus hogares y negocios con energía producida sosteniblemente o que, por ejemplo, elige como principal medio de transporte la bicicleta.

 

*Invitado por el gobierno holandés a conocer proyectos sostenibles.

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Bomberos controlan incendio en Engativá
  • Diego Simeone llega a México en plan de actor de cine

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio