Publicidad
Vivir 7 Nov 2012 - 8:20 pm

Desde 1998 no se sustrae tierra para campesinos

Los líos para adjudicar baldíos a agricultores

La respuesta aún no ha llegado.

Por: Alfredo Molano Jimeno
  • 75Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/los-lios-adjudicar-baldios-agricultores-articulo-385802
    http://tinyurl.com/mff6mcc
  • 0
insertar
La adjudicación de baldíos es una de las principales herramientas del Ministerio de Agricultura para entregar tierra a campesinos. El Incoder es la entidad encargada del tema . / Andrés Torres

Una petición para sustraer cerca de 50.000 hectáreas de reserva forestal para que sean adjudicadas a campesinos sin tierra lleva más de seis meses en el escritorio del ministro de Ambiente. El estudio técnico que sustenta la petición, realizado mediante un decreto en 1998, costó cerca de $2.000 millones. La solicitud fue hecha por el Incoder, y pese al dinero invertido para adelantar el concepto y a la necesidad de que esas tierras puedan servir para ampliar la frontera agrícola, la cartera ambiental le sigue dando largas al asunto.

Consultada por El Espectador, El Ministerio de Ambiente, hoy a cargo de Juan Gabriel Uribe contestó: “Con base en lo establecido en la Resolución 293 de 1998, se encuentra evaluando la información con el fin de definir la pertinencia de realizar la sustracción de estas áreas sin que se ponga en riesgo la estructura ecológica principal y los servicios ecosistémicos que presta el área de reserva a nivel local, regional y nacional”.

Los terrenos en cuestión se encuentran ubicados en los municipios de El Bagre, en Antioquia; El Peñón, en Santander, y La Cumbre y Restrepo, en el Valle del Cauca, y suman cerca de 50.000 hectáreas. Pero el problema no se circunscribe a estas zonas, pues el Incoder viene adelantando los estudios para solicitar la sustracción de más de 800.000 hectáreas en todo el país. De manera que ve con malos ojos la tardanza del Ministerio de Ambiente para contestar los requerimientos. En especial, porque se trata de solicitudes importantes para el desarrollo de la política de adjudicación de baldíos a campesinos, dentro de los programas de redistribución de la propiedad del Ministerio de Agricultura.

La primera solicitud que se radicó ante el Ministerio de Ambiente, en esa época bajo la dirección de Frank Pearl, fue hecha el 23 de julio de 2012. En ella se lee: “De manera respetuosa solicitamos se inicie el trámite para otorgar la sustracción parcial de la Zona de Reserva Forestal del Río Magdalena en el corregimiento de Puerto López, Municipio de El bagre, con el fin de que se pueda adelantar la adjudicación de tierras a las familias campesinas habitantes en la Zona de Reserva Forestal”.

Un mes después, el 27 de agosto, el Incoder presentó una nueva solicitud, en la que exhorta al Ministerio de Ambiente a sustraer 9.653 hectáreas de las 32.830 que componen el municipio de Restrepo (Valle del Cauca). También pide también aprobar la misma figura para 7.660 hectáreas de las 22.199 que tiene el municipio de La Cumbre, en el mismo departamento. Finalmente, ya con Juan Gabriel Uribe como ministro de Ambiente, la entidad de desarrollo rural solicita sustraer de la zona de reserva forestal del Magdalena 7.108 hectáreas de las 40.904 que la componen.

Al respecto, el Ministerio de Ambiente sostiene que se encuentra evaluando la información y que “una vez se tenga el análisis respectivo se estará pronunciando respecto a las solicitudes. Es importante resaltar que las solicitudes de sustracción para adjudicación de baldíos de la Nación en reservas forestales nacionales se rige por el procedimiento establecido en la Resolución 293 de 1998 y las solicitudes de sustracción para proyectos de utilidad pública e interés social, dentro de los cuales se encuentra la minería, se evalúan de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución 1526 de 2012. En este orden de ideas, el Ministerio de Ambiente admite y atiende todas las solicitudes relacionadas con sustracción de áreas de reservas forestales nacionales y se pronuncia de acuerdo a la normativa aplicable a las mismas, según el caso que se trate”.

Por su parte, Jhenifer Mojica, subdirectora de tierras del Incoder, expresó su preocupación por la lentitud con que se atienden las solicitudes de sustracción cuando éstas tienen fines agrícolas. “Nos preocupa muchísimo porque que es evidente que se avanza rápidamente cuando se trata de sustracciones con intereses mineros, pero cuando es para tierras para campesinos no se ha podido implementar dicha figura desde 1998. Con un inconveniente adicional, y es que en algunos casos pedimos procesos de sustracción, pero resulta que los terrenos ya han sido titulados para minería. Estamos en un sánduche entre la agenda ambiental y la minera, pero en ninguna de las dos caben los campesinos ni la agricultura. Tenemos problemas graves en Cesar, Norte de Santander y el sur de Bolívar. Es un problema generalizado que no sabemos cómo manejar”, aseveró la funcionaria.

Al cierre de esta edición, en la plenaria del Senado se discutía, en segundo debate, un proyecto de ley que pretende reformar el artículo 67 de la Ley 160 de 1994, mediante la cual se establecen las restricciones para la adjudicación de baldíos. La iniciativa, propuesta por la senadora Alexandra Moreno Piraquive, busca modificar la ley vigente para facilitar los requerimientos de adjudicación de dichos terrenos, que son propiedad del Estado. El proyecto cuenta con el visto bueno del Incoder y del Ministerio de Agricultura por beneficiar la política de adjudicación y formalización de la propiedad agraria, de manera que se pueda ampliar la frontera agrícola y se limite la función minera, petrolera y ambiental en ciertas zonas del país. Sin duda, en este cruce de mensajes entre el Incoder y el Ministerio de Ambiente se esconde una pregunta de amplia profundidad: la tierra en Colombia, ¿para qué y para quién?

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Reviven medida de aseguramiento contra Liliana Pardo
  • La otra cara del clásico RCN 2014

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jaimedecimo

Jue, 11/08/2012 - 11:29
"..la tierra en Colombia, ¿para qué y para quién?" Buena pregunta. Tratandose de reservas forestales se justifica que se aplique un especial cuidado, pero como van las cosas: Un estudio que costó $2.000 millones en 1998 y estamos casi en 2.013 va a salir más barato adjudicarles lotes en Bocagrande, Cartagena.
Opinión por:

a65554321

Jue, 11/08/2012 - 09:01
Que le den a administrar esas tierras a uribito, el sí sabe qué hacer con ellas, je je je je.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio