Publicidad
Vivir 25 Feb 2013 - 8:50 pm

Niños del campo, en riesgo por la ganadería

La problemática también perjudica la seguridad alimentaria sostenible.

Por: Redacción Vivir
  • 16Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/ninos-del-campo-riesgo-ganaderia-articulo-406832
    http://tinyurl.com/a4lgpql
  • 0
Informe sobre el trabajo infantil/ Archivo

Un informe publicado este lunes por la FAO deja en evidencia que el trabajo infantil en estos sectores "está muy extendido", es el menos atendido y puede afectar de manera considerable el crecimiento, salud y el proceso educativo de los menores.

"El trabajo infantil en el sector ganadero está muy extendido y en gran medida ignorado", dice la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en el primer estudio a nivel mundial sobre el tema, divulgado este lunes.

La publicación, llamada "El trabajo infantil en el sector ganadero: más allá del pastoreo", señala que la agricultura representa la mayor parte del trabajo infantil del que existe información, y la ganadería supone el 40% de la economía agrícola.

El libro indica que el trabajo peligroso para los niños en el sector ganadero ha recibido menos atención que el trabajo infantil en otras áreas de la agricultura, donde organizaciones internacionales, gobiernos, la sociedad civil y las familias rurales han hecho mucho más para resolver el problema.

"La reducción del trabajo infantil en la agricultura no es sólo una cuestión de derechos humanos, también es parte de la búsqueda del desarrollo rural y la seguridad alimentaria verdaderamente sostenibles", aseguró Jomo Sundaram, director general adjunto de la FAO al frente del Departamento de Desarrollo Económico y Social. "El trabajo infantil –añadió– es un golpe al corazón de oportunidades de empleo decente para los jóvenes, sobre todo cuando interfiere con su escolarización formal”.

De acuerdo al informe, las condiciones de trabajo de los menores que atienden el ganado son distintas: mientras que algunos cuidan del rebaño unas horas a la semana y todavía van a la escuela, otros pastorean durante muchos días seguidos, a veces lejos de su casa, sin posibilidad de escolarización y son particularmente vulnerables por la interrupción de su desarrollo físico, mental, moral y social . Incluso, se habla de algunos menores que se encuentran en situaciones de trabajo forzoso u obligatorio o proceden del tráfico ilegal de menores.

En estos casos, el riesgo es grande: “trabajar en estrecho contacto con el ganado aumenta el riesgo de contraer enfermedades relacionadas con los animales, lesiones directas por los aperos o mordeduras de los animales, problemas de salud causados por trabajar largas horas en condiciones climáticas extremas, falta de saneamiento e higiene, lesiones provocadas por productos químicos y, en algunos casos, el estrés psicológico resultante del temor al castigo, a los ladrones de ganado, o por un sentido de responsabilidad hacia el capital familiar”, explica el documento.

Respecto a la relación que existe entre trabajo infantil, ganadería y afectaciones en el proceso educativo, la FAO señala que “hay fuertes señales de que las comunidades de pastores reconocen la importancia de la educación para sus hijos y valorarían mucho enviarles a la escuela si la educación es de buen nivel y relevante para el modo de vida pastoral y, sobre todo, si la escuela puede ser combinada con trabajo de los niños atendiendo al rebaño”.

El libro sugiere que los gobiernos, organizaciones de agricultores y familias rurales deberán involucrarse directamente en la búsqueda de alternativas para prácticas como la ganadería en niños, y que habrá que investigar más sobre las circunstancias que rodean el trabajo infantil en el sector, para así mejorar la calidad de vida de los niños pobres rurales.

Rob Vos, director de la división de Género, Equidad y Empleo Rural de la FAO, asegura que para enfrentar la problemática indispensable buscar soluciones que se adapten a las condiciones socioculturales específicas del campo, como una “educación con identidad” que combine la escuela con el empleo.

  • 16
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio