Publicidad
Vivir 23 Ene 2013 - 10:00 pm

Charla con Ignacio Zarante

Las nuevas formas del ADN

El genetista explica que el hallazgo de estructuras cuádruples de ADN en las células humanas permitirá entender mejor males como el cáncer y su cura.

Por: Catalina González Navarro
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/nuevas-formas-del-adn-articulo-398479
    http://tinyurl.com/bk56vbn
  • 0
Esta es la nueva estructura del ADN encontrada por investigadores ingleses: fue llamado el “G Cuádruplex” . /Internet

Hasta hoy el aspecto más familiar que se conocía del ADN —la molécula que contiene nuestro código genético— era el de una estructura con doble hélice. Sin embargo, un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge encontró que también existen estructuras cuádruples de ADN en las células humanas, que podrían estar relacionadas con el cáncer. Según Ignacio Zarante, genetista de la Universidad Javeriana, este hallazgo es un paso en el estudio del control de las células y quizás facilite un tratamiento para el cáncer.

¿Cuál es la importancia del descubrimiento de “G Cuádruplex”?

Se siguen encontrando los mecanismos por los que los genes se regulan. Estamos entrando en la fisiología genética y comenzamos a saber cómo funcionan los genes. Muy seguramente el “G Cuádruplex” va a ser la explicación sobre cómo se prenden y se apagan, cómo provocan enfermedades.

¿A qué se refiere cuando se habla de que “se prenden o se apagan”?

Los genes terminan siendo proteínas y determinan el comportamiento de las personas . Cuando no se prenden en el momento adecuado, se generan enfermedades.

¿Cuáles son los principales beneficios del “G Cuádruplex”?

Se puede comenzar a regular el crecimiento celular y se podrían obtener herramientas diagnósticas o terapéuticas para combatir el cáncer.

Entonces, ¿cómo resumiría este avance?

Estamos en la era posgenómica, encontrando la fisiología de la genética. Basados en ese concepto encontraron que la estructura “G Cuádruplex” se encuentra en los extremos de los cromosomas y los investigadores suponen que esas estructuras intervienen en la expresión de los genes.

¿A qué se refiere con la expresión de los genes?

A la regulación de su expresión es lo que establece las características de cada uno. Se han encontrado indicios de que el “G Cuádruplex” podría llegar a la regulación génica y esto permitiría una utilización clínica.

¿Cuál es la función del “G Cuádruplex” en el organismo?

No se conoce. Pero ahora demostraron que se puede ver en cuatro cadenas. Este grupo acaba de encontrar que esa estructura puede estar en células humanas y que está relacionada con la reparación de la célula. Tal vez sea la responsable de prevenir, o incluso de favorecer, la aparición de cáncer.

¿En qué sentido se relaciona con el cáncer?

Cuando una célula es sometida a un estímulo externo, se cree que comienza a fallar su mecanismo. Y es posible que se convierta en una célula cancerígena. Lo que han encontrado estos investigadores es que esas estructuras aparecen regulando genes que tienen que ver con algunos tipos de cáncer y enfermedades genéticas relacionadas con la pérdida de control de la reproducción celular.

¿Cómo se produce el cáncer?

El cáncer es producto de la reproducción incontrolada de las células. Todos los seres humanos desde que nacemos estamos produciendo células cancerígenas y algunas pierden el control. Entonces, lo que hacen es que el sistema inmune las destruye o ellas mismas cuando se dan cuenta que de están cometiendo un error toman la decisión de morirse.

¿Qué personas son más propensas al cáncer?

Personas de mayor edad, porque a medida de que pasa el tiempo, se empieza a perder los mecanismos de control, haciendo que se relajen, y aparece el cáncer.

¿Qué tipo de cáncer pueden producir estas nuevas estructuras? ¿Cómo se puede bloquear o impedir?

No es fácil saberlo, pero lo que se prevé es que esta estructura puede ser producto de un daño celular y que al encontrar las células con posibilidades de cáncer es porque se presenta un “G Cuádruplex” como consecuencia del daño, o que por el contrario están favoreciendo que no se produzca el cáncer. Pero aún no se tiene una hipótesis de hacia qué lado iría.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio