Publicidad
Vivir 12 Abr 2013 - 11:00 pm

Fiscalía investigará el caso

¿Otra víctima de los biopolímeros?

Su familia ignoraba lo que estaba sucediendo.

Por: Redacción Vivir
  • 153Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/otra-victima-de-los-biopolimeros-articulo-415680
    http://tinyurl.com/btzu52g
  • 0
insertar

“Ella no necesitaba nada. Tenía un cuerpo maravilloso. No tenía nada que envidiarle a nadie”. Astrid no entiende por qué su hermana Sandra Viviana Brand Bedoya se sometió a una intervención estética que al parecer terminó quitándole la vida.

La investigación apenas comienza, pero los primeros testimonios dicen que la caleña, actriz, de 30 años, visitó el pasado domingo a un esteticista para aumentarse los glúteos. Un día después visitó al director de casting de Cinco a cero, la nueva producción del Canal Caracol. Ya se veía débil, enferma, y a quienes le preocuparon les explicó que podía deberse a una pequeña cirugía que se había hecho días antes.

El martes hacia las 8:00 p.m. ingresó al Hospital Simón Bolívar de Bogotá. “Estaba vomitando sangre —cuenta José Rivera, su mánager—. El miércoles se nos fue a las 11 de la noche”. El subdirector científico del hospital, Gerardo Cano, explicó que Sandra Viviana llegó al servicio de urgencias con una complicación respiratoria aguda. Murió en cuidados intensivos por tromboembolismo pulmonar.

Su familia no supo nada. Ni de la intervención ni del malestar que vino luego. “Nos dimos cuenta cuando estaba en cuidados intensivos”, cuenta Sandra desde Medicina Legal. Dice que “siempre fuimos muy unidas mi hermanita, mi mamá y yo. Era una mujer muy alegre, extrovertida, soñadora, cariñosa”. Cuenta que hace dos meses Sandra Viviana fue a visitar a su mamá a Cali. Llegó de sorpresa. Llevaban por lo menos tres años sin verse. Esa fue la despedida.

Sandra Viviana Brand había llegado a Bogotá hace unos cinco años para seguir estudiando actuación. Había logrado participar en algunas series de televisión (como Tu voz estéreo). El martes, el mismo día en que estaba siendo internada en cuidados intensivos, salió al aire el último programa en el que participó (un capítulo de la serie de RCN Entérese). Tenía tres hijos (de 6, 11 y 13 años).

“Era una buena actriz. Una mujer que se reía de las cosas más sencillas de la vida —dice su mánager—. Su único talón de aquiles era la inseguridad con su cuerpo después de haber tenido tres hijos. La chiquita era un poco insegura, pero era una flaca espectacular”.

Su hermana aclara que lo que se ha dicho hasta ahora son sólo comentarios. Por esos comentarios ha trascendido que la intervención fue en un centro del sur de Bogotá, que no la trató un cirujano sino un esteticista y que aparentemente lo que le inyectaron fueron biopolímeros. Si es cierta esta teoría, Sandra entraría a hacer parte del 20% de las mujeres que introducen en su cuerpo esta sustancia y terminan con graves complicaciones que pueden llevar a la muerte, como en este caso.

La investigación está en manos del fiscal 87 de la Unidad de Vida.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 70
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio