Publicidad
Vivir 2 Ene 2013 - 8:55 pm

Después de 27 años

Padre e hijo se reecuentran

El Instituto de Genética Yunis Turbay y Cía. dictaminó el primer vínculo familiar en los casos de desaparecidos en la erupción del Nevado del Ruiz en 1985, registrados por la Fundación Armando Armero.

Por: Pilar Cuartas Rodríguez
  • 2Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/padre-e-hijo-se-reecuentran-articulo-394898
    http://tinyurl.com/ajtcj4m
  • 0
Gui Raaijmaakerssu fue dado en adopción por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y creía que era sobreviviente de la avalancha de Armero.

El esfuerzo de la Fundación Armando Armero y el Instituto de Genética Yunis Turbay por reunir a las familias que se separaron tras la avalancha de Armero en 1985 empieza a dar frutos. Se trata del reencuentro de Guillermo Cárdenas y su hijo Gui Raaijmaakerssu, quien hoy vive en Holanda con sus padres adoptivos. La búsqueda de este padre, que duro 27 años, terminó la semana pasada a través de una teleconferencia.

Sin embargo, detrás de este caso hay una serie de misterios, ya que el joven protagonista de este reencuentro, quien supuestamente sobrevivió a la tragedia del 13 de noviembre de 1985, realmente desapareció por esa época en un parque en Bogotá. Nadie sabe cómo apareció en la lista de sobrevivientes de Armero, ni cómo terminó en la seccional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de Ibagué.

Los primeros pasos de esta historia se dieron el año pasado, cuando Gui Raaijmaakerssu emprendió la búsqueda de su familia en Colombia luego de ver por televisión que sobrevivientes de la tragedia de Armero buscaban a sus familiares, de los que sabían que habían sido rescatados con vida pero nunca regresaron a sus hogares. Raaijmaakerssu sabía, por boca de sus padres adoptivos, que él había sido uno de los sobrevivientes de la tragedia.

Tras adelantar varios contactos, a mediados del año pasado viajó a Colombia, ya que había una posibilidad de que dos mujeres fueran sus hermanas. El cotejo de ADN que realizó el Instituto de Genética Yunis Turbay, de manera gratuita, dictaminó que no eran parientes. Sin embargo, la imagen de Gui en los medios de comunicación, informando de su búsqueda y contando su historia, llegó a Guillermo Cárdenas, quien de inmediato lo reconoció.

Cárdenas contactó a la Fundación Armando Armero para realizar una prueba de ADN. Aunque Gui ya había regresado a Holanda, su ADN había quedado en el banco del Instituto de Genética Yunis Turbay y Cía., entidad que realizó el cotejo que dio positivo. Este resultado se convirtió en el primer acierto de la fundación Armando Armero. De Gui Raaijmaakerssu se creía que era sobreviviente de Armero, pero no lo es. Según la versión de su padre, ellos vivían en el barrio Rionegro, de Bogotá. Su hijo desapareció un día de 1985 en que salió a los potreros del sector.

Se creyó que el niño era de Armero porque en los registros del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) aparece en la regional Tolima y a sus padres adoptivos se les informó que el niño era sobreviviente de la avalancha. De este caso surgen interrogantes sobre cómo apareció el niño en las listas de Armero registradas por el ICBF.

Casos como estos serán investigados por el ICBF, que decidió abrir un grupo especial de búsqueda para recopilar información con el fin de hallar a los niños que se dieron en adopción tras la erupción del Nevado del Ruiz. Aún se espera la conformación de ese grupo investigativo y la revisión del libro rojo de adopciones en Ibagué, que tendrán lugar la próxima semana, según Camilo Domínguez, director de Protección del ICBF.

El libro rojo de adopciones en Ibagué contiene la información de los niños provenientes de Armero y que fueron recibidos por el ICBF en su programa de protección. El director de la Fundación Armando Armero, Francisco González, afirmó que este libro “es una pieza de todo un gran rompecabezas que se está empezando a armar para llegar hasta el fondo. Es un proceso largo y delicado que necesita rigor de investigación”.

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio