Tributaria, ¿solución para universidades?

Ante la aprobación de la reforma tributaria, los rectores de las instituciones aplaudieron la decisión de entregarle más recursos a la educación pública, pero rechazaron que los dineros solo duren tres años. Mineducación defiende que las universidades son “grandes ganadoras”.

Tal y como se aprobó la reforma tributaria, las universidades e instituciones de educación técnica públicas recibirán anualmente $480 mil millones para aliviar un déficit presupuestal calculado en $11 billones. El dinero saldrá del impuesto sobre la renta para la equidad (CREE) que pagarán los empresarios, pues el Congreso decidió que un 1% de ese tributo se destinará a educación (40%), salud (30%) y al sector agropecuario (30%).

Ante la difícil situación financiera que atraviesan las universidades públicas (sus rectores llevan cerca de tres años reclamando financiación), ésta parece ser una buena noticia. Pero aunque los representantes de las instituciones aplaudieron el giro del dinero y agradecieron la gestión de los congresistas, catalogaron la reforma como una “solución a medias” para los problemas estructurales por los que atraviesa el sector.

El presidente del Sistema Universitario Estatal (SUE), Luis Enrique Arango, dijo que “ese dinero nos servirá para mejorar la infraestructura y dotar laboratorios, pero no para proyectarnos a futuro; es una solución incompleta que no enfoca al país hacia el desarrollo científico”. Arango insistió en que al ser una medida temporal será muy difícil sacar adelante programas de cobertura y contrataciones de maestros de alto nivel si en tres años se deja de contar con ese dinero.

Por su lado, la ministra de Educación, María Fernanda Campo, declaró que esta decisión convierte a las universidades en una de las grandes ganadoras de la nueva legislación, “comenzamos debatiendo una reforma que no nos entregaba ningún recurso adicional y salimos con $1,5 billones para nuestras instituciones”.

Campo explicó que este dinero no solo se invertirá en las 33 universidades públicas, sino que además otras 50 instituciones técnicas se verán beneficiadas y recordó que este dinero se sumará a los $100 mil millones adicionales que el Gobierno Nacional le prometió a las instituciones en 2013.

El presidente la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun), Iván Ramos, también mostró su desacuerdo con que la medida solo se extienda hasta 2015 y anunció que en pocos días se conocerá un diagnóstico, realizado por el SUE, sobre la situación financiera de las instituciones, que incluye una propuesta sobre cómo podría proyectarse su financiación. Al respecto, la ministra de Educación dijo que aún no conoce el documento, pero que lo analizará apenas los rectores los socialicen.

La noticia que sí dejó a todo el sector conforme fue la eliminación del artículo de la reforma que proponía quitarles a los maestros beneficios tributarios que tienen sobre su salario, por lo que los docentes y rectores de las universidades públicas —de conformidad con el Decreto 624 de 1989— continuarán recibiendo un 50% de su salario como renta exenta a título de 'gastos de representación.