El viaje

La carta que envió un grupo de congresistas que apoyan el Acuerdo de Paz firmado con las Farc al Congreso de Estados Unidos parece estar rindiendo frutos.

Thumor

Un equipo de senadores y representantes que conforman la Comisión de Paz del Legislativo está haciendo gestiones para visitar Washington y, al parecer, serán recibidos en junio próximo en el Capitolio norteamericano. Este paso diplomático tiene un fin muy claro: hacerles contrapeso a las movidas internacionales que está haciendo la oposición del Gobierno que también envió una misiva al Legislativo de ese país para advertir sobre los supuestos peligros que contiene el texto firmado en Cuba.

¿En campaña?

El jueves en la noche, el auditorio principal de la Feria del Libro de Bogotá, en Corferias, Claudia López capitalizó que Jorge Enrique Robledo no llegó a la charla que habían programado entre los dos por sus recientes libros, Adiós a las Farc. ¿Y ahora qué? y La corrupción en el poder. Del senador del Polo Democrático emitieron un video, pues se encontraba en Medellín y su agenda política no le permitió asistir. Entonces la senadora de la Alianza Verde tomó el micrófono y dio una conferencia de una hora sobre corrupción y posconflicto, mientras entre el público se rumoraba una candidatura a la Alcaldía de Bogotá. La aplaudieron a rabiar y firmó muchos autógrafos.

La platica

La Contraloría está terminando de ajustar un acuerdo para que Odebrecht le haga entrega de los $30 mil millones que se comprometió a devolver con ocasión de los sobornos pagados para asegurar dos contratos para la construcción del tramo dos de la Ruta del Sol. Como se sabe, el ente fiscalizador se constituyó como parte civil en el proceso y representa a las víctimas del festival de sobornos de la multinacional brasileña. Lo paradójico es que inicialmente esa plata se le iba a entregar a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que fue la que otorgó esos contratos y cuya cabeza, Luis Fernando Andrade, está siendo investigada en este caso.

Con lupa

Un grupo élite de la Fiscalía está investigando 80 contratos suscritos por la firma Marketmedios con distintas entidades del Estado. Un arqueo que se dio como resultado de las primeras pesquisas en torno a Roberto Prieto, exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, y socio de Marketmedios junto a sus hermanos. Prieto está siendo investigado porque el lobista de Odebrecht, Otto Bula, reconoció que la multinacional brasileña le envió US$1 millón a Prieto en los primeros meses de 2014, es decir, en plena campaña presidencial. Él ha dicho que jamás recibió ese dinero y que Bula miente. No obstante, este escándalo puso en el radar la millonaria contratación.

Prófugo feliz

A pesar de la multa impuesta por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a ocho empresas de vigilancia y 17 personas naturales en el denominado cartel de la vigilancia, no todo han sido malas noticias para el zar de la vigilancia, Jorge Arturo Moreno Ojeda. El anuncio de la renuncia del fiscal Juan Vicente Valbuena, quien estaba al frente de esta investigación, le cae como anillo a Moreno, quien en reiteradas ocasiones, incluso días antes de darse a la fuga, lo había recusado infructuosamente. Todo días antes de que se inicie el juicio en contra del personaje que tiene circular roja de la Interpol.

En familia

Mucho se ha especulado sobre los supuestos cambios en el gabinete ministerial para la recta final del gobierno de Juan Manuel Santos. Uno de los nombres que se daba por sentado que renunciaría es el del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, no sólo por su aparente aspiración presidencial, sino para no inhabilitar la aspiración reeleccionista de su hermano, el senador José Cristo. Sin embargo, el ministro afirma en privado tener un concepto del Consejo de Estado que establece que no existe causal de inhabilidad o impedimento para su hermano si continúa al frente de la cartera de la política.

Temas relacionados