Publicidad
Bogotá 10 Dic 2012 - 10:50 am

Contratación en Bogotá

1.263 nuevos trabajadores del Acueducto tendrían 28,5 salarios al año

Junta directiva de la empresa está dividida por la orden proveniente de la Alcaldía.

Por: Paula Castillo Lenis/Elespectador.com
  • 658Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/1263-nuevos-trabajadores-del-acueducto-tendrian-285-sal-articulo-391629
    http://tinyurl.com/b6d7oxw
  • 0
  • 184
Foto: La República

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), la misma que por estos días ha estado en boca de los capitalinos por cuenta del nuevo papel que comenzará a desempeñar a partir del próximo 18 de diciembre como recolectora de basura, está a punto de realizar una onerosa contratación que a futuro podría afectar las finanzas de la entidad pública.

Se trata del ingreso de 1.263 nuevos trabajadores a la compañía y que además entrarían automáticamente a formar parte del sindicato de trabajadores y empleados públicos, corporaciones autónomas y entes territoriales de Colombia, Sintraemsdes.

Estas personas provienen de las empresas privadas Aguazul y Proactiva, los concesionarios encargados actualmente de la operación integral del Acueducto en la parte comercial y cobro de las facturas en el servicio de agua.

El Acueducto decidió a partir de 2002 dividir la ciudad en cinco zonas que serían operadas en ciertos aspectos por concesionarios privados, luego de un estudio del Banco Mundial que retrataba la difícil situación financiera de la compañía.

En ese momento se crearon las empresas Aguazul, Proactiva y Aguas Capital. Esta última fue disuelta en 2010 como consecuencia del escándalo del carrusel de la contratación en el Distrito, dado que pertenecía al grupo Nule, protagonista de una maraña de contratos irregulares que desencadenó un proceso judicial que aún no termina.

A los gestores -como se les denomina- Aguazul y Proactiva se les vence el contrato con el Acueducto el próximo 31 de diciembre y por orden del alcalde Gustavo Petro se cambiará el esquema de funcionamiento y ya no habrá tercerización de las labores que venían haciendo.

Ello implica que para que este modelo zonal siga funcionando, la compañía distrital debe contratar a los trabajadores que actualmente operan en estas sociedades privadas para que se encarguen de la misma labor.

Lo clave del asunto, es que estos nuevos empleados entrarían directamente a formar parte del sindicato Sintraemsdes, lo que financieramente implicaría un 70 por ciento más de gasto en los beneficios que tienen los suscritos, toda vez que actualmente tiene unos 1.800 trabajadores y ahora se aprestan a entrar 1.263.

La organización sindical (Sintraemsdes), que recibe una cuota mensual de $70.000 de cada trabajador, ya conoce el asunto y está dispuesta a acoger a los nuevos afiliados. De paso se convertiría en uno de los sindicatos más fuertes del país por número de suscritos.

Abogados expertos en temas laborales consultados por El Espectador aseguran que esa contratación puede traer consecuencias complejas para la empresa, pues el grupo del sindicato, presidido por Nelson Castro, tiene celebrada una convención colectiva de trabajo vigente del 1 de enero de 2012 al 31 de diciembre de 2014 en donde los efectos prestacionales son del 28,5 salarios cada año, casi el doble de lo que gana cualquier otro empleado no sindicalizado en el país, pues la norma legal va únicamente hasta 14,5 salarios por año, incluyendo primas y vacaciones.

Según se conoció,  la decisión de la Alcaldía ya tiene dividida a la junta directiva de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, pues de siete integrantes solo tres están de acuerdo con la operación.

El tema financiero es la clave, además de los 28,5 salarios al año tienen unos beneficios especiales en salud denominado PAS que les cubre la salud a ellos, sus cónyuges, sus hijos y sus padres.

Un trabajador sindicalizado puede obtener hasta tres préstamos de vivienda y sus hijos tienen beneficios educativos excepcionales como son el pago de la totalidad de los estudios universitarios y cuentan con colegio privado de la empresa.

Así las cosas, de todos estos beneficios entrarían a gozar 3.063 trabajadores si los opositores no logran convencer en la junta directiva que a los 1.263 entrantes se les aplique un régimen diferente.

Sintraemsdes está proponiendo que esos trabajadores ingresen por el año 2013 con un contrato a término fijo y que a partir de 2014 queden a término indefinido con los plenos derechos convencionales.

Este lunes 10 de diciembre a las 4 p.m. la junta directiva del Acueducto se reunirá y se espera que se trate este tema de los contratos de gestión que están próximos a vencerse.

El Espectador desde el pasado viernes intentó comunicarse con el gerente del Acueducto, Diego Bravo, y el presidente de Sintraendes, Nelson Castro, para hablar del tema pero no fue posible.

Twitter: @PaulaCastilloL
 

  • 0
  • 184
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio