40% de bogotanos víctimas de delitos no denuncian por falta de tiempo

Así lo determinó una investigación realizada por la Secretaría de Gobierno.

Una investigación realizada por el Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad de la Secretaría de Gobierno (CEACSC) reveló que el 40% de las personas que fue víctima de algún delito no lo denunció por falta de tiempo, el 9% por desconocimiento del lugar donde denunciar, el 7% por falta de recursos económicos para transportarse y el 7% porque le queda lejos de su residencia.

Alfonso Cabrera Toscano, secretario de Gobierno (e), reconoció que hay un bajo nivel de denuncia en la ciudad. “La encuesta de percepción de la Cámara de Comercio muestra que solo dos de cada diez víctimas de delitos en Bogotá interponen la denuncia, esto lleva a que la Administración tenga que adelantar acciones que permitan mejorar las condiciones para que los ciudadanos reporten este tipo de hechos ante las autoridades”.

Rubén Darío Ramírez, director del CEACSC, manifestó que “el hurto, las lesiones personales y la violencia intrafamiliar son los principales hechos denunciados”.

De acuerdo con el sondeo, entre las razones de los ciudadanos para no denunciar están en primer lugar la desconfianza en las autoridades (falta de voluntad, no respuesta, remiten a otros lugares), las dificultades a la hora de formular la denuncia (falta de pruebas, desconocimiento del lugar donde acudir, disponibilidad de tiempo, miedo) y en último lugar porque no lo consideran necesario o consideran que las pérdidas o daños son menores.

La estación de Policía es la autoridad ante la cual se acude principalmente a interponer la denuncia con un 44 por ciento, seguido por las Unidades de Reacción Inmediata con un 35% y en tercer lugar las Comisarías de Familia con un 12%.

Los motivos por los cuales se denuncia son porque la persona piensa que el tipo de delito lo amerita (32%) y porque desea que se haga justicia (28%). El 26% piensa que denunciar es un deber ciudadano.

Cabrera Toscano también manifestó que “no hay confianza por parte de los ciudadanos en la capacidad de la justicia, los trámites para interponer una denuncia son dispendiosos y, según el estudio, en algunas oportunidades la persona puede llegar a tardar más de seis horas en el proceso”.

Otros datos de la investigación

El 37 por ciento de los encuestados califica la atención prestada como buena, el 28% como regular y el 25% como mala. Para el 37% de las personas que denunciaron el tiempo de espera fue demasiado, el 31% lo califica como bueno y el 26% como regular.

El 53% de los encuestados cree que con su denuncia obtendrá un resultado favorable, el 28% ningún resultado y el 10% desfavorable. El 76% por ciento de los denunciantes encuestados piensa que volvería a denunciar y 19% que no.