Agresor de Natalia sería un conocido

Abogado de la afectada dice que ya estaría identificado. Familia ofrece recompensa adicional por información.

En el listado de responsables de ataques con ácido los “conocidos sin relación con la víctima” ocupan el segundo lugar, con 179 de los 926 casos que se han registrado en nueve años. Este parece ser el de Natalia Ponce de León, en el que, de acuerdo con Abelardo de la Espriella -abogado de la víctima- ya hay serios indicios sobre la identidad del responsable. Según versiones preliminares, sería un sujeto que en el pasado la cortejó sin éxito y ante el rechazo decidió agredirla.

Ayer, en la oficina del abogado, la familia Ponce de León habló ante los medios sobre el estado de salud de Natalia. Aseguraron que se encuentra estable y que su visión no se vio comprometida. Hasta ayer la joven permanecía en observación en el Hospital Simón Bolívar, donde la sometieron a dos intervenciones quirúrgicas. Linda Guerrero, cirujana plástica y directora de la Fundación del Quemado, anunció que adelanta gestiones con el Banco de Piel de Holanda, al que le pidió colaboración para el proceso de su recuperación.

Visiblemente afectada, usando un tanque de oxígeno para respirar, la madre de la joven, Julia Gutiérrez de Piñeres, dijo que no entendía por qué le ocurrió esto a su hija e hizo un llamado para que este caso no quede en la impunidad. “No quiero que todo quede en un momento. Quiero que la gente luche por Natalia y todas las niñas que han sido víctimas de estos ataques en el país”. Su llamado tiene asidero en las estadísticas de Medicina Legal, que señalan que en el 30% de los casos el agresor sigue sin ser identificado y, por lo tanto, los victimarios se quedan sin castigo. Por su parte, De la Espriella aprovechó para hacer el mismo llamado que se escucha cuando se repiten estos tipos de hechos: aumentar las penas para los agresores y crear una política de Estado para regular la venta de estos químicos. En el caso de Natalia, las consecuencias del ataque con ácido, un químico que el agresor habría mezclado con pegante, le dejaron quemaduras en su rostro y el 37% de su cuerpo. Alejandro Gutiérrez de Piñeres, el tío, dijo que su sobrina “perdió la libertad de ser y perdió la identidad” por culpa de este incomprensible ataque.

Quienes la conocen la describen como una mujer sencilla y querida, que siempre estaba alegre en las fiestas. Actualmente tiene un almacén de ropa junto a su mamá. Esa es la Natalia que recuerdan y a la que siguen apoyando en todas partes del mundo, según su hermano Juan Carlos Ponce. El grupo de Facebook ‘Todos con Natalia Ponce de León’ ya cuenta con más de 16 mil suscriptores, que claman por el respeto a todas las mujeres.

El caso de esta joven bogotana, de 33 años, no ha sido una situación exclusiva de mujeres. De acuerdo con las estadísticas de Medicina Legal, de las 926 víctimas de ataques con ácidos en la última década en Colombia, 471 son mujeres y 455, hombres (ver infografía). En cuanto a la caracterización del perfil de los agresores, se encuentra que en el 31% de los casos (286 víctimas) no se conoce al agresor; el 20% (179) es un conocido sin ningún trato con la víctima, y el 14% (129) los responsables forman parte de la Fuerza Pública. En el 11,5% (107) de los casos, los agresores están en su casa, compañeros sentimentales, los padres, hermanos, abuelos, tíos, primos e, incluso, hijos del agredido.

Mientras la investigación avanza y, según el abogado Abelardo de la Espriella, ya hay un principal sospechoso, la familia anunció que ofrecerá una recompensa a quien tenga datos concretos para ubicar al responsable, la cual será superior a los $5 millones que ofrecía la Policía. Por ahora, los amigos siguen convocando a toda la ciudadanía para que los apoyen en la marcha contra el maltrato hacia la mujer, que se realizará mañana a las 12 del medio día en el parque El Virrey de Bogotá.