Alarma por violencia contra mujeres en Bogotá

En los juzgados especializados de Bogotá se mueve por estos días un caso que ilustra el cruel panorama que enfrentan las mujeres en la capital, donde el año pasado diariamente alrededor de 60 de ellas denunciaron ser víctimas de violencia física.

Una de cada tres víctimas de violencia sexual en Bogotá es menor de edad.

En 2005 empezó el calvario para una joven indígena radicada en Bogotá. Ese año conoció a Édgar Pinto Valbuena, con quien se relacionó sentimentalmente. Cuando quedó embarazada, Pinto le sugirió que abortara. Ella se negó. Ahí comenzó el maltrato.

Pinto solía encerrarla en una habitación donde pasaba días de hambre. La amarraba y la sometía a vejámenes sexuales. Para mantenerla callada, la amenazaba con entregar a su hijo en adopción. La mujer resistió el infierno durante cinco años. En 2010 dejó a Pinto. Él la buscó y el 27 de noviembre de ese año, luego de que ella se negara a reanudar su relación, la apuñaló. La joven se recuperó, pero Pinto no se detuvo en la persecución.

El hombre contrató a un indigente que la abordó en la plaza de la Mariposa, en el centro de la ciudad, y le arrojó ácido en la cara. La mujer quedó desfigurada. Un juez encontró culpable a Pinto de los ataques contra la joven indígena y se espera que en estos días se conozca la cantidad de años que tendrá que pasar en prisión.

Este tipo de historias abundan en Bogotá. Desde que se creó la Secretaría de la Mujer en 2012, el Distrito ha atendido al menos 30.000 solicitudes de asesoría jurídica de mujeres víctimas de violencia. Las cifras reflejan una situación compleja: entre enero y noviembre del año pasado se conocieron 20.883 casos de violencia física contra las mujeres, mil más que en el mismo período de 2014.

La Secretaría de la Mujer está preocupada porque los casos podrían ser muchos más, pues los que no se denuncian se calculan en miles. Las mujeres callan, además de por miedo, por razones culturales, como sentir que las pueden “castigar” por ciertas conductas.

Entre los ataques violentos contra la mujer, los sexuales tienen encendidas las alarmas de las autoridades. Hasta noviembre de 2015 se habían reportado 3.578 presuntos delitos sexuales contra mujeres, siendo la localidad de Los Mártires la que alberga la mayor tasa de ataques. Igualmente preocupante para las autoridades es que en el 84% de los presuntos casos de abuso sexual, las víctimas serían niñas y adolescentes (33% menores de 10 años).

En la Secretaría de la Mujer hay estrategias para contener la violencia contra las mujeres, que incluyen la operación de 18 casas de la igualdad, donde se les da a las víctimas de violencia atención social y psicológica, además de asesoría jurídica, y dos casas refugio, donde se atiende a las mujeres que ejercen la prostitución, quienes suelen ser objeto, según Cristina Vélez, secretaria de la Mujer, de todas las formas de violencia. Pero, pese al trabajo del Distrito, nueve de cada diez mujeres se sienten inseguras en las calles de Bogotá.

Temas relacionados