Alcaldía invita a marchar contra la 'junta de la corrupción' que gobernaba Bogotá

El alcalde Gustavo Petro dijo que no permitirá que se vuelvan a repartir como 'mantequilla' los contratos para las obras y la salud.

El alcalde Gustavo Petro aseguró que la Administración no permitirá que vuelva la junta de la corrupción a gobernar a Bogotá, ni que se vuelvan a repartir como 'mantequilla' los contratos para las obras y la salud de los ciudadanos, por lo que invitó a los bogotanos a comprobar que la sociedad está en contra de la corrupción, marchando contra los robos del erario público que realizaron los miembros del carrusel de la contratación en la administración de Samuel Moreno.

"El cartel de la corrupción y la Bogotá Humana no se pueden juntar, no hay acuerdo posible. Invitamos a un millón de ciudadanos decentes y trabajadores a que nos acompañen a darle el portazo definitivo al cartel de la contratación", señaló Petro.

También afirmó que “en este momento la sociedad debe decidir si está del lado de la 'mafiocracia', que además hace 'vaca' de 20 mil millones para acabarme o del lado de la defensa del voto popular y la democracia”.

“Es casi la misma diferencia entre la paz y la guerra, ¿quién ganará?, el cartel, el deseo por apropiarse del dinero público de los bogotanos o la posibilidad de defender el dinero público", agregó.

Así mismo, Petro rechazó el modus operandi del carrusel de la contratación, el cual fue denunciado por la revista Semana, y dijo que "esos miembros de la ‘junta en la sombra’ desde Miami, se quedaban con el 20, 25 ó 30 por ciento de cada obra nueva que se construía en salud en Bogotá, por lo que nunca terminaban las obras y tenían que meterles los ladrillos y el cemento más malo y más podrido porque la financiación se la habían gastado entre los compadres de la junta".

De igual manera, el alcalde aseguró que los entes de control y la Procuraduría deben también profundizar en sus investigaciones contra los concejales y funcionarios que participaron en el carrusel de la contratación y que así como se destituyó a Guillermo Asprilla también se ejerza justicia contra los corruptos.

Finalmente, el mandatario dijo que en su Administración no permitirá que haya un solo funcionario que se robe el dinero público porque "quien se robe un solo peso del presupuesto de la salud y la ciudad, es un criminal y lo tengo que denunciar".