Publicidad
Bogotá 7 Jun 2013 - 11:50 pm

Progresitas impugnarán decisión

Arranca campaña de Petro para defender su alcaldía

Con más de 357 mil firmas validadas, la Registraduría Nacional dio vía libre al proceso de revocatoria popular del mandanto del acalde.

Por: Diana Carolina Cantillo E. / Santiago Valenzuela
  • 967Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/arranca-campana-de-petro-defender-su-alcaldia-articulo-426621
    http://tinyurl.com/kdly6x3
  • 0
  • 537
insertar
A Petro le va muy bien en la plaza pública, y se la jugará por eso. Como en esta foto, en uno de los cabildos ciudadanos organizados por su administración. /

 

Las historias se repiten. Así como el país tuvo un presidente candidato cuando Álvaro Uribe Vélez aspiraba a su primera reelección, los capitalinos tendrán una suerte de alcalde candidato.

La Dirección del Censo Electoral de la Registraduría Nacional avaló 370.250 firmas de los 630.623 apoyos presentados por el representante a la Cámara Miguel Gómez como cabeza del equipo que impulsa la revocatoria del alcalde Gustavo Petro.

Pero el anuncio, más que un perjuicio para el alcalde, es la oportunidad de arrancar una nueva campaña y convencer a los ciudadanos de que lo apoyen nuevamente para continuar su mandato. A favor de Petro está el concepto emitido por la Procuraduría, en el que se indica que el alcalde puede defenderse de la cruzada en su contra.

Así las cosas, desde ayer Gustavo Petro inició su segunda campaña electoral por la Alcaldía de Bogotá. Esto si definitivamente, el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, decide en segunda instancia que es viable llamar a una consulta popular para que los bogotanos se pronuncien sobre si quieren o no elecciones para eligir nuevamente alcalde.

La decisión de la Registraduría de avalar las firmas presentadas por Gómez se hace bajo un manto de dudas, ya que la bancada progresista, con el apoyo del escudero del alcalde, Guillermo Asprilla, exsecretario de Gobierno, encontró que sólo 137.000 de las 630.000 firmas serían válidas, lo cual no permitiría que siguiera en curso el intento de revocatoria. Según Asprilla, “Bogotá está frente a un fraude. Por lo tanto pediré que se haga una veeduría internacional a la Registraduría Nacional”.

El caso es que Petro no es el único que arranca con campaña; el líder de la revocatoria, Miguel Gómez, también. El primero para mantenerse en la Alcaldía y el segundo para convencer a los capitalinos de que elijan ir a nuevas elecciones. Una situación que definitivamente favorece a los dos.

En el caso de Petro, tal cual como lo dijo en una entrevista publicada en diciembre por El Espectador, la revocatoria lo obligaría a volver a la plaza pública, a la calle, con el pueblo, a ponerse nuevamente en campaña. Y a Gómez porque el tema de la revocatoria de por sí ya le ha servido: antes de empezar con la idea de revocar a Gustavo Petro, su vida política pasaba desapercibida y como miembro de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes ha sido recordado por muy pocos proyectos. Sin embargo, desde que se le ocurrió tumbar al alcalde de Bogotá, su popularidad ha crecido tanto que se atreve a decir que una de sus metas inmediatas es la de llegar a ser alcalde de la capital.

Partiendo de que la revocatoria les sirve a los protagonistas de la misma, la pregunta concreta es: ¿le conviene a la ciudad? Gina Parody, quien abiertamente ha sido opositora del alcalde, aseguró cuando ocupaba la Alta Consejería para Asuntos de Bogotá que “el gobierno nacional no está en el tema de la revocatoria de mandato del alcalde Petro. Creemos que lo que hay que hacer es dejar que el alcalde muestre cuál es su obra de gobierno, y que no lo dejemos desviar de ese foco”.

Desde otra orilla, el concejal Juan Carlos Flórez, frente a la preocupación generalizada de que el alcalde entre en campaña electoral dejando de lado la ejecución de sus políticas, señala que “la ciudad lleva sin alcalde muchos meses. Esa no sería una situación nueva. El nivel de ejecución de la administración es muy bajo, como recientemente lo demostró la Veeduría Distrital”.

De hecho, en la bancada progresista también está presente la preocupación de que ingresar en campaña electoral: “Es inevitable. Una revocatoria desconcentra al alcalde porque en los próximos meses estará pensando en cómo no dejarse revocar”, señala el concejal Carlos Vicente de Roux. Sin embargo, este escenario es tan sólo una posibilidad: “Lo primero es terminar el trámite administrativo ante la Registraduría. Hay unos recursos y el alcalde los hará valer. Lo procedente ahora es hacer un contraste entre la valoración de las firmas por parte de la Registraduría y por parte de Progresistas”.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 537
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio