Supermercados deberán disminuir utilización de bolsas plásticas

La Secretaría de Ambiente dio un plazo de tres años.

A partir de este año, las bolsas de plástico no reutilizables empezarán a racionalizarse en los supermercados, centros comerciales y autoservicios de Bogotá. La Secretaría de Ambiente espera que en los próximos tres años las grandes superficies comerciales, como supermercados y tiendas de cadena, disminuyan la cantidad de bolsas pequeñas de un solo uso en un 40 por ciento y de tamaño superior a 30 por 30 centímetros en un 30 por ciento.

Esto a raíz de la adopción de un programa de racionalización, reutilización y reciclaje de la Secretaría de Ambiente, que pretende minimizar el impacto ambiental de las bolsas de un solo uso, elaboradas en polietileno, polipropileno y otras clases de materiales, que por su tamaño o calidad no pueden ser reutilizadas.

Por su parte, los centros comerciales y autoservicios contarán con cuatro años para disminuir en un 30 por ciento sus bolsas de empaque (las más grandes), mientras que el sector comercial bogotano deberá reducir en un 20 por ciento sus talegos plásticos en los próximos seis años.

El programa, liderado por la Secretaría de Ambiente, se desarrollará en tres fases: primero con los supermercados, luego con los centros comerciales, y finalmente con todo el sector comercial de la capital; los consumidores serán sensibilizados a través de campañas.

Este año, la entidad distrital empezó a trabajar con Acoplásticos, Éxito, Carrefour y varios almacenes de grandes superficies. Además, junto con el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Fenalco, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), ACOPI, el Centro de Desarrollo Tecnológico para la Competitividad de la Industria de la Comunicación Gráfica (Cigraf), la Universidad EAN y el SENA se está desarrollando el plan de acción y los lineamientos de los programas que se deberán adelantar.

"Esta iniciativa tiene como propósito minimizar el impacto ambiental que genera el uso y disposición final de estas bolsas, así como regular su producción y manejo. Esto se deriva del acuerdo 389 de 2009 del Concejo de Bogotá, que advierte sobre el uso adecuado de las bolsas plásticas", dijo Juan Antonio Nieto Escalante, secretario de Ambiente.

Además, el funcionario manifestó que se busca crear procesos que desestimulen gradualmente el uso de estos empaques de un solo uso o no reutilizables, "y a la vez incitar su remplazo por otros elementos como el talego de fique o el tradicional canasto".

A mediados de este año, los productores y gremios de la ciudad deberán marcar sus bolsas reutilizables con un mensaje alusivo al uso racional, reutilización y reciclaje de estos empaques; también tendrán que incluir los kilos capaces de transportar.

A su vez, los comercializadores sólo deben utilizar las bolsas con la información ecológica y el peso, mientras que los almacenes presentarán públicamente su programa de racionalización de uso de estos empaques; los centros comerciales contarán con dos años para presentar dicho programa.

Tras un año del programa, los productores deberán poner en consideración de los comercializadores las diferentes alternativas de bolsas que permitan múltiples usos, como el talego de fique.

Se espera que los consumidores se comprometan con la racionalización del uso de bolsas plásticas en su diario vivir; es decir, que prefieran las bolsas reutilizables sobre las tradicionales.

Todos están obligados a presentar semestralmente los indicadores de reducción de consumo de bolsas plásticas a la Secretaría de Ambiente.