Publicidad
Bogotá 6 Feb 2012 - 9:18 am

Humedales en Bogotá

Diez de los 14 humedales de Bogotá están en riesgo de desaparecer

Los únicos que presentan un adecuado estado de conservación son: Santa María del Lago, El Salitre, La Conejera y La Vaca.

Por: Paula Castillo Lenis/Elespectador.com
  • 28Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/articulo-324997-diez-de-los-14-humedales-de-bogota-estan-riesgo-de-desaparecer
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/articulo-324997-diez-de-los-14-humedales-de-bogota-estan-riesgo-de-desaparecer
  • 0
Foto: Archivo - El Espectador

El contralor de Bogotá, Mario Solano Calderón, le advirtió al alcalde Gustavo Petro que diez de los 14 humedales que hay en la ciudad están en grave peligro. A través de una carta, el funcionario distrital le solicitó al burgomaestre la inmediata intervención ambiental para salvar esas reservas ecológicas que están en riesgo de desaparecer.

"La Contraloría tiene como propósito notificar a la administración que usted representa sobre la imperiosa necesidad de adoptar acciones inmediatas tendientes a lograr la recuperación total de los humedales y cuerpos de aguas pertenecientes de la ciudad, al tiempo que se minimicen los impactos negativos que su desaparición, por falta de atención, puede ocasionar al medio ambiente", dice la misiva.

Como producto de diferentes auditorías, operativos, el órgano de control evidenció que son muchas las acciones de orden económico, técnico y político que debe priorizarse a fin de lograr la recuperación de 10 humedales de los 14 existentes, considerando que solo presentan un adecuado estado de conservación Santa María del Lago, El Salitre, La Conejera y La Vaca.

"Es indispensable que dentro del plan de manejo ambiental en lo que hace a lo económico, se incrementen las acciones orientadas a la recuperación de los humedales Jaboque, Juan Amarillo, Córdoba, Tibanica y el Burro particularmente, en los cuales a pesar de haberse realizado labores de saneamiento predial, ambiental y recuperación hidrogeomorfológica en algunos tercios de sus cuerpos, éstas no han sido suficientes para garantizar su conservación y permanencia", puntualiza la Contraloría.

Para tales acciones, el ente de control le solicita a la administración distrital armonizar las actividades de la Secretaría de Ambiente, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, las alcaldías locales y la Corporación Autónoma Regional (CAR) para que se desarrollen estrategias de conservación.

Así mismo, pide el desarrollo de funciones ambientales y ecológicas, entre ellas la mitigación de impactos por inundaciones, absorción de contaminantes; retención de sedimentos; provisión de hábitats para animales y plantas y estabilización de condiciones climáticas.

La Contraloría de Bogotá encontró deterioro en los Parques Ecológicos de Humedal; limitadas acciones estatales en los humedales Torca, Guaymaral, La Vaca, Capellanía y Techo.

Según el ente de control, “los han colocado en situación de olvido y precariedad desde el punto de vista ambiental, dejándolos en un peligro inminente de desaparición por los factores antrópicos que los vienen afectando en los últimos años”.

En este sentido, agrega que "es evidente el deficiente control de factores tensionantes (rellenos, inadecuada disposición de escombros y residuos sólidos, vandalismo)".

Dice la Contraloría que existe falta de recursos suficientes para el desarrollo de proyectos básicos tales como el saneamiento predial en los humedales: Torca, Guaymaral, Juan Amarillo, Capellanía, Techo, Jaboque y Vaca.

“Aproximadamente, la mitad del humedal de Techo fue rellenado, loteado y vendido para construir la urbanización Lagos de Castilla. La administración distrital no ha definido debidamente acerca de los procesos de expropiación con todos los problemas legales que ello implica o sobre la legalización de más de 340 predios y en su defecto, la compra de áreas adyacentes con el fin de compensar la pérdida del cuerpo del humedal”.

En el humedal Capellanía faltan por adquirir los 18 predios que son necesarios intervenir, por lo cual está prácticamente abandonado.

"La Vaca fue totalmente invadido y rellenado perdiendo su función de ecosistema, transformándose el área en un grave problema social por la inseguridad que representa al ser convertido en tierra de nadie", finaliza la Contraloría.

Twitter: @PaulaCastilloL
 

  • 28
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio