Publicidad
Bogotá 26 Nov 2012 - 10:35 pm

En el colegio Scalas, 400 estudiantes temen perder el cupo para 2013

Padres no quieren a sus hijos en colegios del Distrito

Los colegios privados que aspiraban ser contratados por el Distrito han sacado a sus estudiantes y padres de familia a la calle.

Por: Santiago Valenzuela
  • 24Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/articulo-389265-padres-no-quieren-sus-hijos-colegios-del-distrito
    http://tinyurl.com/ck5tqej
  • 0
El problema se ha concentrado en las localidades de Kennedy, Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe, Usme y San Cristóbal, zonas que no tienen déficit de cupos. / El Espectador

En este mes, ya van 18 colegios que apelan la decisión. Faltan solo 15 días para que 400 estudiantes del colegio Scalas dejen de estudiar en este plantel privado y migren a uno Distrital. Y esto tiene indignadas a 30 familias, que llegaron en horas de la mañana a las instalaciones de la Secretaría de Educación (SED) alegando subsidios para mantener la gratuidad de la matrícula. Si el tres de diciembre la Secretaría de Educación no renueva el convenio con la entidad educativa, la matrícula de los estudiantes dejaría de ser gratuita y su valor podría ascender a $1.300.000, si deciden quedarse a estudiar en el Scalas.

El colegio Scalas, ubicado en la localidad de Engativá, cuenta con 800 estudiantes y de ellos la mitad son subsidiados por la Secretaría de Educación. Por la normatividad del Ministerio de Educación, la institución educativa no puede presentarse ante el Banco de Oferentes (instrumento para contratar colegios privados en las zonas en donde no hay suficientes cupos en los colegios distritales). “El colegio Scalas no se puede presentar al banco de oferentes por el decreto 2355 del Ministerio de Educación Nacional. Allí queda establecido que la contratación está restringida para zonas que son consideradas deficitarias, es decir, en casos en donde no hay suficiente disponibilidad en los colegios distritales”, señala Alejandro Escobar, mediador y funcionario del área de cobertura de la SED.

El lugar en donde está asentado el centro educativo Scalas (UPZ Boyacá Real) no tiene déficit de cupos en colegios distritales y por eso no se renovará el convenio. Por ahora, la salida que tienen los padres de familia es matricular a sus hijos en una institución distrital antes del tres de diciembre. “Los estudiantes pueden estar tranquilos porque les vamos a garantizar el cupo en los colegios que queden cerca a los que estaban. Pero si no desean cambiar, pueden seguir y pagar la matrícula”, afirmó Escobar.

Sin embargo, para los padres esa no es una salida viable: “en Scalas les enseñan inglés, alemán y los estudiantes tienen un nivel muy superior catalogado por el Icfes. Si los mandamos a un colegio oficial del Distrito no sabemos qué calidad de educación van a tener”, dice un representante de Asopadres, del colegio Scalas, que prefiere mantener su nombre en reserva. Gladis Ortiz tiene un hijo que estudia en el centro educativo y siempre ha pagado una matrícula gratuita: “soy ama de casa y los ingresos de mi familia son de $800 mil mensuales. Si nos quitan el convenio tocaría pagar $1.300.00 por la matrícula del niño. ¿Cómo vamos a hacer?”.

Así tenga un cupo en un colegio Distrital de la zona, Ortiz prefiere que su hijo terminé el bachillerato en el Scalas: “solo le faltan dos años y el nivel del colegio es muy superior al de las zona en infraestructura, calidad, todo. Además en los colegios distritales hay mucho vicioso y mucha violencia. Ya por ser del Scalas, a mi hijo se la montarían”.

En lo que va de semana, seis colegios han protestado ante la Secretaría de Educación por los convenios que no fueron renovados. Escobar explica que algunos de éstos no cumplen con los requisitos para entrar en el banco de oferentes. “Hay colegios que no presentaron la documentación, ni la propuesta, ni la carta de propiedad del inmueble o el PEI (Proyecto Educativo Institucional). Ya se han matriculado 45 mil estudiantes y falta asignar el cupo para 10 mil. Tenemos la meta de matricular 940 mil estudiantes para 2013”.

El problema se ha concentrado en las localidades de Kennedy, Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe, Usme y San Cristóbal, zonas que no tienen déficit de cupos. “En total salieron 72 colegios del banco de oferentes ya sea por la zona en la que estaban, la presentación de documentos o porque se retiraron voluntariamente”, señaló Escobar. Sin embargo, 18 colegios presentaron apelación ante la terminación del contrato y en 10 casos la decisión fue reversada por la Secretaría de Educación.

Se espera que durante la semana se presenten otros colegios que perdieron el cupo en el banco de oferentes, como el colegio Santa Clara, ubicado en la localidad de Bosa. Por ahora, la Secretaría de Educación está evaluando a 196 colegios que podrían ser contratados para 2013 y que cumplieron con los requisitos del banco de oferentes. En este proceso, 60 instituciones educativas no fueron admitidas.

Durante los últimos meses, El Espectador ha publicado diversos informes sobre los efectos nocivos que ha tenido en el Distrito la mala gestión de los convenios con colegios privados. Uno de ellos es el hecho de que hoy los padres se resistan a que sus hijos estudien en una entidad oficial, por considerarla de más baja calidad que aquella que se brinda a través de determinado colegio contratado.

  • 24
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio