Siguen congelados $757 mil millones para salud porque Distrito no cumple requisitos

El Ministerio de Salud señaló que el Distrito no necesita autorizaciones del Gobierno para disponer de los millonarios recursos que se encuentran guardados en bancos desde hace varios años.

El Espectador

Los $757 mil millones que se encuentran depositados en la cuenta maestra del Régimen Subsidiado de Salud en el Distrito se han convertido en la piedra en el zapato del secretario de Salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, quien desde el año pasado ha venido solicitándole al Gobierno autorización para poderlos usar y así sanear las finanzas de los hospitales públicos.

El funcionario ha dicho en repetidas oportunidades que la Administración Distrital no ha podido utilizar un solo centavo para recuperar los hospitales debido a que ni el Ministerio de Salud ni el Ministerio de Hacienda han autorizado el uso de esos millonarios recursos a pesar de que el Congreso ya aprobó dos leyes para poderlos usar.

Elespectador.com conoció por parte del Ministerio de Salud las razones del por qué el Distrito no ha podido disponer de los $757 mil millones de la cuenta maestra. Según esa cartera, para ejecutar los recursos y ordenar el gasto la Secretaría de Salud no necesita autorizaciones del Gobierno; sin embargo, es obligatorio que se cumplan “con las condiciones de ley” para hacer mejoras físicas o planes de saneamiento fiscal y financiero de los hospitales distritales.

“Algunos usos previstos para la utilización de recursos de la cuenta maestra en las leyes 1587 de 2012 y 1608 de 2013 tienen unos requisitos que deben cumplir todas las entidades territoriales, inclusive Bogotá”, puntualizó el Ministerio de Salud.

Los usos de los recursos de la cuenta maestra referidos a la cofinanciación del régimen subsidiado así como el pago de las deudas por atención de la población pobre no asegurada pueden adelantarse por parte de las alcaldías municipales o distritales sin requisitos previos.

Sin embargo, el uso de los recursos en programas de saneamiento fiscal y financiero requieren de la aprobación de la Dirección de Apoyo Financiero del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Entre tanto, la utilización de ese dinero para el mejoramiento de la infraestructura hospitalaria y la dotación de las ESE tienen como condición que se encuentre consignado en el plan bienal de inversiones y se efectúen en el marco de la organización de redes.

“Para que los planes de saneamiento fiscal y financiero tengan éxito el proceso debe contar con un plan estructurado que conduzca a la sostenibilidad de los hospitales. La Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda remitió al Distrito una comunicación en la cual solicita los programas adoptados por las ESE categorizadas en riesgo medio y alto de conformidad con la Ley 1438 de 2011. Esta tarea todavía está pendiente por parte de la Secretaría de Salud de Bogotá”, agregó el Ministerio de Salud.

El Gobierno asegura que las autoridades de la capital del país tienen los instrumentos legales para iniciar la ejecución de los recursos, pero que es obligatorio que adelanten las gestiones administrativas y presupuestales que les permitan ejecutar la totalidad de éstos con la debida planeación.

La Ley 1608 de 2013 posibilita a las alcaldías distritales y municipales a utilizar los excedentes de las cuentas maestras en cinco usos, entre ellos mejoramiento de infraestructura hospitalaria y dotación de las Empresas Sociales del Estado (ESE), así como planes de saneamiento fiscal y financiero de esas entidades.

Los $757 mil millones que conforman la cuenta maestra del Régimen Subsidiado de salud en el Distrito durante los últimos siete años han presentado una creciente acumulación de saldos, tal y como lo determinó una auditoría realizada por la Contraloría de Bogotá al Fondo Financiero Distrital de Salud y a la Secretaría de Salud.

Esos recursos depositados en la cuenta de ahorros provienen del Sistema General de Participaciones, del Fosyga y de saldos de rentas territoriales.

Twitter: @PaulaCastilloL