Universidad Nacional busca revivir parques de Bogotá con objetos de luz

La idea es reactivar espacios públicos olvidados y propiciar el reencuentro de la comunidad.

Universidad Nacional.

Un proyecto del Departamento de Diseño Industrial de la Universidad Nacional propone revivir parques de Bogotá con objetos de luz.

La investigación parte de una revisión histórica de los comportamientos en la ciudad. Se determina que las personas compartían más como comunidad entre los años cincuenta y setenta, frente al anonimato y la soledad que caracterizan las grandes urbes de la actualidad.

“Surge la idea de intervenir una comunidad usando la luz como excusa para generar interacción entre sus miembros y una vinculación con el espacio”, asegura Margarita González, una de las autores del proyecto.

Se desarrolla en torno a un concepto de árbol: “una planta que crece por etapas y se transforma en algo que construye la comunidad”.

La experiencia se compone de cuatro fases (nombradas como Destello, Brillo, Fulgor y Resplandor) que se realizan en espacios definidos: parques vecinales de zonas residenciales y estratos medios de la ciudad.

Destello empieza con unos grafitis que crean expectativa en los habitantes sobre una situación que se avecina. Luego se colocan semillas de luz (pequeñas lámparas de papel y bombillas led) que llevan una invitación que los convoca a participar en un evento que tendrá lugar en el parque.

En Brillo se convida a las personas a vivir el parque. Esas mismas semillas empiezan a aparecer en el parque junto a otras lámparas más grandes. La idea es que las personas se pregunten qué está pasando y empiecen a acercarse.

En Fulgor aparecen lámparas más grandes. Estas son interactivas, de manera que, cuando las personas les hablan, cambian la intensidad de la luz según el volumen de la voz.

“Se empiezan a dar juegos entre las personas y los objetos. Los niños participan, los papás juegan con sus hijos y vecinos. Entonces todos se quedan y comienzan a compartir”, destaca González.

En la última etapa, Resplandor, se instala una estructura en forma de árbol para que los habitantes del barrio pongan sus semillas de luz el día en que fueron citados al parque.

“Las personas llevan las semillas y hacen que el árbol florezca. Entonces se ve como una construcción de entre todos. La idea es que el árbol quede permanentemente como recuerdo de lo que pasó en esa semana. La idea es que los cuatro pasos se repitan en diferentes parques de la ciudad y se cree una red en toda la ella”, explicó.

El uso de la tecnología y el cuidado del medioambiente son otros aspectos importantes del proyecto. Por ello, González y su compañero de equipo, Juan Camilo Torres, emplearon las bombillas led (forma de iluminación más avanzada y con menos impacto en el ecosistema), energía solar y el sistema de programación Arduino.

Arduino es un software libre creado especialmente para artistas y diseñadores. Tuvimos ayuda, pero fue muy sencillo usarlo. Nuestro trabajo fue interdisciplinar“, explicó González.

Todos estos elementos hicieron que el proyecto “Diseño de experiencias a través de la luz artificial en Bogotá” fuera premiado como uno de los mejores trabajos de grado de la Universidad Nacional.

“Finalmente, logramos que la personas sintieran orgullo del espacio en el que vivían, se apropiaran de su parque y aprovecharan este espacio olvidado”, concluyó la estudiante de Diseño Industrial.

La prueba piloto se realizó en el barrio Ciudad Montes (sur de Bogotá), gracias a la beca que González y Torres ganaron en el concurso de semilleros de la División de Investigación de la UN.

Temas relacionados