Gobierno de Bogotá está de acuerdo con el matrimonio gay

El secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, habló de la igualdad para todos los seres humanos.

El Espectador

Como consecuencia natural del desarrollo de la democracia ha catalogado el secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, la futura implementación del matrimonio entre parejas del mismo sexo. “Estoy de acuerdo con que este sector de la población tenga acceso al matrimonio”, declaró firmemente el funcionario distrital.

Estas declaraciones se dan en el marco del cumplimiento de la sentencia C-577, proferida por la Corte Constitucional, en la que se señala que si hoy, 20 de junio, el Congreso no ha reglamentado la unión contractual de parejas del mismo sexo, éstas podrán acudir ante un notario o juez civil para formalizar el vínculo.

El funcionario recordó que hechos relevantes para la sociedad moderna como la abolición de la esclavitud y el derecho al voto para la mujer se han dado como consecuencia de una búsqueda natural de la igualdad para todos los seres humanos.

La democracia nos indica que va a haber matrimonio igualitario para todos. Estoy convencido de que el matrimonio para parejas del mismo sexo es una cuestión de tiempo para que la sociedad se acople, tal como ya ha ocurrido en muchas partes del mundo”, aseguró Jaramillo.

Frente a la posibilidad de que los notarios ejerzan la objeción de conciencia ante esta situación, el secretario de Gobierno recordó que la Corte Constitucional se ha pronunciado claramente al decir que no les corresponde en este caso asumir esa postura.

Igualmente, señaló que la administración distrital, en cabeza de Gustavo Petro, ha sido enfática a la hora de crear políticas públicas encaminadas en la búsqueda de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

“Eso incluye al matrimonio igualitario, no puede haber actos solemnes para la población LGBTI, como no los puede haber para los afrocolombianos o los indígenas”.

Jaramillo se mostró optimista frente al desarrollo de esta iniciativa a pesar de las voces que tiene en contra. “Aquí hay personas que tratan por todos los medios posibles de violentar, inclusive, las órdenes de la Corte Constitucional, pero la realidad es que vivimos en un país que quiere lograr una democracia plena para todos los ciudadanos”.