De 10.200 bogotanos encuestados, el 76% ha sido víctima de hurtos

Según la Cámara de Comercio de Bogotá, la percepción de inseguridad sigue en aumento.

Una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Bogotá señaló que el 8% de los encuestados manifestó haber sido víctima directa de algún delito en el segundo semestre de 2009, indicador más bajo desde el 2004. Se destaca que con respecto a 2008, la victimización disminuyó en todas las localidades con excepción de Bosa.

De los municipios donde se aplicó la encuesta, Fusagasugá fue el que registró la menor victimización. El hurto a personas continúa siendo el delito más frecuente, pues el 76% de las víctimas así lo afirmó. Los objetos más hurtados fueron celulares, dinero y objetos personales.

Aumentó el uso de violencia en los delitos al pasar de 44% a 50%, en la mayoría de los cuales se utilizó arma blanca (55%).

Las calles o avenidas son los lugares más comunes donde se cometen los delitos, especialmente entre las 6 p.m. y las 12 a.m.

Denuncia

La denuncia disminuyó de un año a otro al pasar de 40% a 34%. Las principales razones para no denunciar fueron falta de confianza en las autoridades (45%) y falta de pruebas (19%).

En los municipios, Zipaquirá registró el indicador de denuncia más alto (38%), superando a Bogotá (34%), Fusagasugá (30%) y Soacha (29%).

Percepción

El 58% de los encuestados percibió que la inseguridad ha aumentado en la ciudad, ubicándose 3 puntos porcentuales por encima de 2008. Las localidades donde más aumentó la percepción de inseguridad fueron Usme y San Cristóbal, mientras que Chapinero fue la localidad con menor percepción de aumento de inseguridad.

En los barrios disminuyó la percepción de seguridad pasando del 49% al 33%. Quienes perciben su barrio inseguro señalan la presencia de grupos asociados a actos delictivos (delincuentes y pandillas).

En los municipios, Fusagasugá es el que percibe mayor seguridad en los barrios (45%) y Soacha el que percibe menor seguridad (31%). Los encuestados de Fusagasugá y Zipaquirá que consideran su barrio inseguro señalan como razones principales las condiciones de espacio público (falta de iluminación, soledad) y la presencia de grupos juveniles. Por su parte, en Bogotá y Soacha señalan la presencia de grupos asociados a actos delictivos (delincuentes y pandillas) y una alta frecuencia de robos.

Disminuyó notablemente las medidas tomadas por los ciudadanos para prevenir ser víctimas de un delito, pasando de 85% a 44%.