Colapso en portales de Transmilenio por paro transportador

Se registra un incremento de 150 mil usuarios. Los portales más congestionados son el Norte, 80 y Banderas.

Aunque el sistema Transmilenio opera con normalidad y con la totalidad de los articulados, los portales se encuentran congestionados por la cantidad de personas que intentan tomar transporte para llegar a sus lugares de trabajo.

En el portal del Norte hay gran congestión debido a retrasos en las rutas alimentadoras que se encuentran atascadas en la Autopista Norte por trancones en la vía.

Los usuarios se quejan por la falta de buses, pero las directivas de Transmilenio aseguran que la flota completa de articulados está prestando el servicio.

En los portales de la calle 80 y de Banderas también se registra congestión; algunos usuarios llevan más de una hora tratando de tomar los buses y entrando a las estaciones.

Algunas rutas alimentadoras salieron de circulación por disturbios, sobre todo en la localidad de Bosa. 46 alimentadores sufrieron daños, pues algunos protestantes lanzaron piedras que rompieron los vidrios.

Hasta el momento, en ningún portal ni estación de Transmilenio se registran alteraciones de orden público.

Las autoridades capitalinas dijeron que no se levantará, por ahora, la restricción del pico y placa, pero permitieron libertad de rutas a los transportadores que quieran trabajar, además de autorizar el servicio colectivo a los taxistas. El pico y placa para transporte público si fue levantado.

El paro comenzó hacia la media noche, tal como lo anunciaron el domingo los pequeños propietarios asociados en Apetrans y la Alcaldía Mayor de Bogotá, que anunció que no se permitirán bloqueos a las vías. 

Hasta ahora no se han presentado situaciones de orden público qué lamentar, pero  se suspendieron algunas rutas alimentadoras en los sectores de El Tintal, Usme y Molinos.

De acuerdo con Apetrans, el paro se realiza como manera de protesta porque se oponen a la licitación del sistema Integrado de Transporte Público, además de la inconformidad que tiene la mayoría de propietarios por el valor que la Administración Distrital pagará por los vehículos que entrarán chatarrización durante 2010.

La Secretaría Distrital de Educación tampoco se ha manifestado por la protesta, hecho que da por entendido que hasta el momento la jornada escolar se llevará a cabo normalmente.

Las autoridades informaron que en la madrugada de este lunes algunos buses que no acataron el llamado a paro fueron agredidos con piedras por otros conductores de servicio público, quienes se oponen a prestar el servicio para manifestarse en contra de la Administración Distrital por los pagos de chatarrización y recaudo de tarifa.

Bosa es la localidad en donde se han presentado más actos violentos en este sentido; sin embargo, en estos momentos no se registran alteraciones de orden público.

El portal de las Américas, Suba, Colina Campestre, Ciudad Bolívar y Bosa son los sectores en donde se reporta más caos por la falta de transporte.

Algunas personas llevan más de una hora esperando tomar bus. Los ciudadanos se quejan porque algunos conductores de servicio público están especulando con los precios de los pasajes.

Las flotas intermunicipales que están prestando servicio en la ciudad le están cobrando a los pasajeros hasta $2.500, es decir, $1.000 más de lo que normalmente cobran.

En el portal de las Américas se registran largas filas de usuarios que no han podido ingresar al sistema Transmilenio.