Mala convivencia entre estudiantes de colegios distritales preocupa a Personería

El mal ambiente estudiantil se generó por la sorpresiva unión de los colegios Panamericano y Camilo Torres.

Debido a las múltiples protestas que han protagonizado los estudiantes de los colegios Camilo Torres y Panamericano por la mala convivencia, producto de la unificación de las dos instituciones; la Personería de Bogotá tuvo que intervenir y cumplir el papel de mediador para que los jóvenes cesen sus constantes bloqueos en la carrera Séptima y avenida Caracas a la altura de la calle 34.

El colegio Panamericano, ubicado en la localidad de Mártires en la carrera 27 con calle 25, fue cerrado por las obras de la fase III de Transmilenio por la 26.

Su cerramiento obligó a la Secretaría de Educación a trasladar a los estudiantes al Camilo Torres, en la carrera Séptima con calle 34. La decisión tuvo que ver con la cercanía de ambas instituciones.

Estudiantes de los dos colegios se han quejado en repetidas oportunidades por un presunto hacinamiento que hace que se genere una mala convivencia entre ellos.

Ante las protestas de los estudiantes, la Personería de Bogotá está realizando una mesa de trabajo en las instalaciones de la entidad con las autoridades distritales comprometidas en el tema.

En la mesa de trabajo presidida por el personero de Bogotá, Francisco Rojas Birry, participa el Secretario de Educación (e), Jorge Torres; un delegado de la Defensoría del Pueblo; el director de Investigaciones Especiales de la Personería, Héctor Ferrer; el Personero Delegado para la Educación, Federico Duarte; docentes del centro educativo y 15 alumnos del colegio, entre ellos, el Personero Estudiantil.