Así se construirá el Transmilenio por la séptima

Conozca el Plan de Manejo de Tráfico,  en entrevista conjunta con el gerente del proyecto y una funcionaria del IDU.

Todo está listo para que en cerca de seis semanas arranque el polémico proyecto de Transmilenio por la carrera séptima. Luego de superar tropiezos como la sugerencia de la Procuraduría, que a fines del año pasado pidió aplazar el comienzo de las obras debido a la falta de un Plan de Manejo de Tráfico (PMT) adecuado, y de las críticas de algunos usuarios de la ciclovía por la zona, que exigen que ese espacio no desaparezca, los constructores —la Sociedad Futura Transmilenio Carrera Séptima, que ganó la licitación en septiembre pasado— dan un parte de tranquilidad a los ciudadanos.

César Ramírez, gerente del proyecto, y Carol Varela, gerente social del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para el mismo, le revelaron a este diario la propuesta del PMT, que ya está en manos de la Secretaría de Movilidad para ser aprobada, luego de que esa entidad rechazara el plan que presentaron en diciembre. Asimismo, anunciaron la ruta por la que irá la ciclovía (ver infografía).

La megaobra, que promete revolucionar una de las vías más emblemáticas de la ciudad y del país, costará $83 mil millones y su tiempo de ejecución será de 12 meses. Se estima que afectará a aproximadamente un millón de ciudadanos. Arrancó el pasado 27 de diciembre con la preparación de las vías alternativas.

Este es el Plan de Manejo de Tráfico y así será la ciclovía.

¿Qué vías se han adecuado como requisito para comenzar la obra?

En este momento estamos haciendo reparcheo en la Circunvalar y en la carrera quinta. No se trata sólo de tapar huecos, sino de reparar lo que está malo y lo que sabemos se va a dañar en el corto plazo. Son acciones de movilidad que se ejecutan de tal forma que permitirán garantizar durante un buen periodo la movilidad en esos corredores. Hemos reparado la calle 73, la carrera 17, la calle 39. Venimos de un proceso de optimización del PMT, en conjunto con la Secretaría de Movilidad, el IDU y la interventoría. Ya tenemos una alternativa que consideramos la mejor y estamos a pocos días de que nos la aprueben.

¿En qué consiste ese PMT?

Parte de un estudio muy amplio con unos modelos de cómo circula el tráfico. Hemos hecho conteos de vehículos y determinado puntos estratégicos. Con esos datos, miramos el tráfico existente y cómo va a ser su comportamiento a futuro. Mantendremos permanentemente el tráfico por la séptima, pero en un solo sentido, de sur a norte. La circulación de norte a sur irá por diferentes vías. Es un PMT ambicioso: por la carrera 17, la 16, la calle quinta, la Circunvalar, las carreras 13 y 11. Se usarán todas las herramientas.

¿Pero cómo evitar el caos, por ejemplo, en la Circunvalar, que aun sin obras en la séptima se tranca en horas pico?

Todas las vías del mundo se trancan, incluyendo las mayores autopistas. Lo que creo que va a suceder es que ahora va a haber mucha más atención en el corredor porque vamos a estar encima, no sólo los contratistas, sino también la Secretaría de Movilidad.

¿Por qué no les aprobaron el primer PMT que presentaron?

Estamos volviendo prácticamente a lo mismo, sólo que incrementamos las vías a utilizar como alternas. Pienso que esa fue una sana decisión que se tomó en conjunto. Antes no se habían intervenido las vías y veníamos de un invierno muy fuerte, así que teníamos esa necesidad. Ahora hemos llegado a la alternativa más conveniente.

¿Qué va a pasar con la ciclovía?

La solución se ha ideado de forma articulada con los ciudadanos. Sabemos que se trata de un patrimonio de la ciudad. Normalmente, en la construcción de las otras troncales de Transmilenio, lo que se ha establecido es que la ciclovía desaparece y por eso los usuarios estaban muy preocupados. Nos sentamos en varias mesas de trabajo y acordamos que (de sur a norte) la ciclovía, que viene de San Cristóbal, sube a la altura de la Plaza de Toros para tomar la quinta. Continúa por ahí hasta el Parque Nacional, donde baja por la calle 39 hasta la carrera 17. Ahí sigue derecho hasta la calle 72 y luego empata, primero con la 15 y luego con la séptima hacia el norte.

¿Esta propuesta también está para la aprobación de Movilidad?

No. Esta propuesta ya está aprobada.

Esa nueva ruta implicaría que los domingos, que no hay Pico y Placa, haya más congestión en la zona…

Todos los modelos plantean que esas vías, que normalmente se usan para salir y entrar al Centro, se utilizan más de lunes a viernes. No tendríamos inconvenientes.

¿Las objeciones de la Procuraduría, que sugirió aplazar el comienzo de la obra, ya están superadas?

Más que al contratista es al Distrito al que se le hizo esa sugerencia. Hace una semana nos reunimos con la Procuraduría, por iniciativa de la Secretaría de Movilidad, y con la Contraloría para enseñarles el proyecto. Pienso que lo que ha sucedido es que poca gente conoce a fondo la iniciativa y hay mucha especulación. El parte que les dimos es el de que todo está listo. Estamos pendientes únicamente de la decisión de Movilidad para comenzar.

¿Se comprometen a cumplir el tiempo estipulado de ejecución?

Totalmente. Somos una compañía que cumple los compromisos y los honra al máximo. La ejecución es de 12 meses, eso nos ha hecho planear muy bien todo.

¿En el tema de diseños cómo están?

Los diseños están listos y aprobados. Estamos totalmente listos.

¿Quiénes son los integrantes de esta sociedad constructora?

Sainc S.A. y Construcciones El Cóndor. Sainc es la empresa que está haciendo el puente de la calle 100 con 15. Hemos hecho la mitad de Transmilenio, pues estuvimos al frente de casi toda la Fase I: la troncal de la NQS del sur, la NQS del norte, la troncal de la 13, la troncal de la Caracas, al sur. Hicimos la primera troncal y resalto que me refiero a la que salió buena, de la sexta a la 51 sur.

¿Quiénes son los dueños de la sociedad?

El Cóndor es una sociedad anónima de Medellín y los dueños de Sainc son Francisco de Angulo, Hernando de Angulo y Gilberto Zaa. La sede principal de ésta última es en Cali.

¿Dónde atenderán las quejas y preguntas de los ciudadanos sobre el proyecto?

Tenemos ya un punto de información y atención en la calle 66 N° 4ª-62.

¿Por qué no se hizo el Transmilenio que originalmente se pensó para la séptima?

Las condiciones son diferentes y cambiaron luego de los estudios de 2006. Eso está soportado en estudios muy serios realizados por expertos internacionales. Ahora está prevista una línea de metro, por ejemplo, y ya es una realidad el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Vamos a atender una demanda de 14.600 pasajeros por hora, cuando la real es de 11 mil. Eso quiere decir que tendremos unos años mientras entra en funcionamiento el metro. Y si no hay metro, la troncal se puede ampliar en cualquier momento.

¿Cuándo aprobaría Movilidad el PMT?

Aspiramos que en los ocho días que vienen.