Bar de Bogotá donde murieron 6 personas llevaba 8 años funcionando ilegalmente

La Secretaría de Gobierno solicitó que se realice un juicioso estudio para investigar el caso.

Andrés Torres / El Espectador

Ocho años llevaba el Club Privado y Deportivo Night Club funcionando en forma clandestina evadiendo la autoridad. La propietaria Luz Marina de la Peña confirmó que efectivamente el establecimiento operaba ilegalmente después de las tres de la mañana pero que no vendían droga, sino solo trago. El ‘amanecedero’ ya había sido cerrado en varias oportunidades.

El secretario de Gobierno, Guillermo Alfonso Jaramillo, se refirió en las últimas horas respecto a los hechos de violencia ocurridos en la madrugada en el ‘amanecedero’ clandestino “Club Privado y Deportivo Night Club, ubicado en la Avenida Primero de Mayo No 14A-31 en el segundo piso, donde según las autoridades perdieron la vida 6 personas debido a hechos que son materia de investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación.

El funcionario dijo que es un balance demasiado triste, justo cuando se debía haber terminado la celebración del Día del Amor y la Amistad, por eso enfatizó que este evento amerita un juicioso estudio, análisis e investigación que permita saber por qué sucedió este hecho que no se puede repetir en la ciudad.

Puntualizó que se debe investigar si hubo exceso de autoridad en el operativo y añadió que la Corte ha sido clara en que el uso desproporcionado de la fuerza pública no se debe hacer.

Jaramillo confirmó que la Secretaría de Gobierno ha tenido varias reuniones con la directora de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff, sobre la reglamentación para clubes nocturnos.

“Mientras nosotros no podamos cerrar un local, un bar, una discoteca, un establecimiento como éste, que ya había sido cerrado en varias ocasiones, es difícil. Estos son lugares que se convierten en clubes o sindicatos o corporaciones mediante una cantidad de ‘leguleyadas’, evadiendo el control de las autoridades. Así es difícil poder ejercer autoridad y convivencia”, enfatizó.

Precisamente el funcionario dijo que una evidencia de lo que pasó nace a partir de una supuesta riña. Por eso indicó que se debe ser más riguroso ya que muchos establecimientos incumplen las normas. No disponen de permisos, salidas de emergencia, no tienen, ni saben las normas de evacuación. “Trabajan con miles de artimañas violando la seguridad y la autoridad”, argumentó.

Reiteró que debido a una situación como ésta corresponde ser mucho más claro buscando fórmulas a nivel nacional y distrital para poder lograr una atención adecuada en este tipo de casos.

Por su parte, la alcaldesa local de Rafael Uribe Uribe, Diana Mabel Montoya Reina, dijo que se han venido desarrollando una serie de operativos en la zona y se ha encontrado un alto número de lugares funcionando como éste que lleva 8 años.

Señaló que la alcaldía local ha hecho un sinnúmero de cierres de establecimientos nocturnos como éste y se ha discutido en las mesas de trabajo y en Consejo Local de Seguridad la necesidad de que se reglamente por parte del Concejo de Bogotá cuál va a ser las determinaciones que se debe considerar para regular las actividades de estos lugares clandestinos.

“Hay una situación bastante grave en todo el Distrito y en el país por la cantidad de mecanismos de carácter jurídico, abogados especializados y redes especializadas de profesionales del derecho como asesores de este tipo de sitios, para que una vez se les confirme el cierre llámese tienda, bar, discoteca, empiecen a generarse clubes sindicatos y asociaciones en la Bogotá”, puntualizó.

Finalmente Luz Marina de la Peña, propietaria del establecimiento dijo que en el momento en que ocurrieron los hechos había más de 120 personas. Confirmó que la Policía hacía este mismo tipo de operativos en otro momento, pero nunca había denunciado porque necesitaban el trabajo. Corroboró que efectivamente el Club operaba ilegalmente después de las tres de la mañana pero que no vendían droga, solo trago.

Pacientes y victimas que ingresaron al Policlínico del Olaya

  • Ana Teostita Rada Puche: Fallecida
  • Leidy Johana Muñoz: Fallecida
  • Andrés Camilo Rincón Moreno: Fallecido
  • Andrea Pinzón Salgado: Fallecida
  • Nelly Catherine Rincón: Fallecida

Dos pacientes que se encuentran en el servicio de observación

  • Tania Magdey Quirama Rodríguez: Intoxicación alcohólica y Politraumatismo.
  • Claudia Lozano Martínez: Intoxicación alcohólica y Politraumatismo.
  • Edwin Sánchez.