Bogotá celebra el Día Mundial de la Bicicleta

Hoy en la noche se realizará un evento en el parque de los Hippies llamado “Bicis de Luz” y el tradicional Ciclopaseo de los Miércoles. Aprovechamos para contarle cómo va el uso de este medio de transporte en la capital.

Bogotá es la ciudad que más kilómetros de ciclorruta tiene (392 kilómetros) y es la segunda con mayor número de viajes al día (611.472) en América Latina. Archivo

Bogotá es tal vez la capital de la bicicleta en América Latina: es la ciudad que más kilómetros de ciclorruta tiene (440 kilómetros) y es la segunda con mayor número de viajes al día (611.472), después de Rosario, Argentina. Por esas razones, la administración y los ciudadanos no quisieron dejar pasar el Día Mundial de la Bicicleta si conmemorar este medio de transporte.

Son varias las actividades que se adelantan hoy. La primera de ellas se promueve en las redes sociales de la Secretaría de Movilidad, donde se invita a los habitantes de la capital a compartir mensajes y fotos del día. La entidad escogerá los más creativos, y premiará con la entrega de kits de elementos de gran utilidad para quienes utilizan la bicicleta. Para participar debe postear con este numeral: #DíaMundialDeLaBicicleta.

También, se llevará cabo un evento nocturno denominado “Bicis de Luz”, que consiste en realizar una bicicleta gigante iluminada. Esto se realizará en parque de los Hippies a las 6:30pm. En ese punto se entregará material reflectivo para los ciclistas, a través de la campaña “Te veo Bien”, que busca evitar que ocurran incidentes viales que involucren a ciclistas en las noches. 

Por supuesto, no faltará el tradicional Ciclopaseo de los Miércoles (CPM), saliendo de Welcome (calle 96 no 10-57) a las 7:00 p.m. El recorrido será a través de la red de CicloRutas, alamedas, parqueas lineales y vías de la ciudad. La intención es celebrar el día de la bici, pero también mostrarles a las personas los rincones más lindos de Bogotá.

¿Qué se está haciendo incrementar el uso de la bicicleta?

El Distrito decidió declarar 2017 como el año de la bici. Desde que está al mando de la Secretaría de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, secretario de la entidad, ha insistido en que su prioridad son los peatones y los ciclistas. En ese sentido, no sólo se comprometió a mejorar índices de seguridad vial, sino fomentar el uso de este medio de trasporte.

Ya se están dando algunos pasos. El fin de semana, por ejemplo, el Distrito anunció que comenzará en la construcción de la nueva ciclorruta de la calle 116, en el norte de la ciudad. Y hace dos meses se amplió la ciclovía de la carrera 9 hasta la calle 170.

Otro de los logros es el aumento en 30% del número de viajes realizados al día: hoy el 8% de los bogotanos prefieren movilizarse en este vehículo. Sin embargo, a medida que se incrementan los biciusuarios, también lo hacen los riesgos, y en este punto es necesario que las autoridades estén más atentas.

De acuerdo a la encuesta de Bogotá Cómo Vamos, 2016 fue un año nefasto para este medio de transporte: 71 ciclistas murieron en accidentes de tránsito, convirtiéndose en la cantidad más alta de la última década. La mayor amenaza para los ciclistas es el transporte público. En el 53 % de los accidentes estuvieron involucrados buses y taxis; en el 37 %, particulares, y en el 8 %, vehículos oficiales. (Lea: Cada cinco días muere un ciclista en Bogotá)

También es clave que se mejore la infraestructura. Un sondeo reciente de la Secretaría de Movilidad reveló que el 48% de los participantes cree que las condiciones de las ciclorrutas son muy regulares y solo el 5% considera que la iluminación es buena. Los biciusuarios piden que se mejore la accesibilidad, la conectividad y la iluminación. También requieren que se reduzcan los elementos que obstaculizan la movilidad, como alcantarillas destapadas, postes, huecos. (Lea: Los pecados que más cometen los ciclistas en la ciudad)

Aunque no toda la responsabilidad la tiene el Distrito. Los usuarios y los demás ciudadanos deben cumplir con otras tareas, como ser más prudentes y cuidadosos cuando conducen, y entender que los ciclistas son un actor importante en la ciudad.

La meta que se impuso en la administración es ambiciosa: 120 kilómetros de ciclorruta, con los que se espera mejorar la experiencia de los ciclistas y doblar el porcentaje de usuarios de este medio alternativo a 2020. De lograrlo, la bicicleta llegaría a ser el segundo medio de transporte en la ciudad, después de Transmilenio.

¿Y las bicis públicas?

A pesar de que Bogotá tiene una extensa red de ciclorrutas y tiene un gran número de viajes al día, hasta ahora no ha podido implementar un sistema de bicicletas públicas que fomente el uso de este medio de transporte y aproveche lo construido hasta ahora.

Los únicos intentos salieron mal. En 2015 se adjudicó un contrato de $3.400 millones a BiciBogotá para que pusiera a disposición de los bogotanos 2.600 bicicletas. Pero nada de eso pasó y la Secretaría de Movilidad declaró el año pasado su caducidad, así que la capital otra vez se quedó sin proyecto.

Hoy el Distrito evalúa opciones que le permitan por fin tener un sistema y de hecho hace dos semanas un proyecto de asociación pública privada (APP) pasó a la etapa de factibilidad. (Lea: Esta es la iniciativa que quiere implementar el sistema de bicis públicas en Bogotá)

Como lo contó El Espectador, se trata de una iniciativa chilena que busca instalar un sistema muy parecido al que hoy existe en Santiago de Chile. La propuesta incluye estaciones automatizadas y autónomas energéticamente (solares), red concebida a partir de estudios de demanda e intermodalidad, software para el monitoreo y gestión y una plataforma de servicio al cliente.

Su implementación tendría dos fases que se ejecutarían en 24 meses. En la primera se instalaría el sistema desde Usaquén hasta La Candelaria, bordeando los cerros orientales. Habría 250 estaciones y 2.500 bicicletas. En la segunda etapa esperan conectar a la localidad de Kennedy por el corredor de la calle 13 y las Américas. En ese trayecto tendrían 60 estaciones y 600 bicicletas.