"Bogotá no es una iglesia", dicen a concejal que busca prohibir vallas de SoHo

En el Concejo de Bogotá buscan que sea retirada la publicidad de la revista por considerarla “inmoral y pornográfica”.

Concejal Marco Fidel Ramírez en contra de vallas de SOHO.
Concejal Marco Fidel Ramírez en contra de vallas de SOHO.

En los últimos días el concejal Marco Fidel Ramírez no solo se ha convertido en la piedra en el zapato de la administración del alcalde Gustavo Petro por sus constantes críticas a su gestión, ahora también atenta contra la libertad de expresión, como dicen algunos de sus colegas en el Concejo, por buscar que se prohíban las vallas de la revista SoHo en Bogotá.

Marco Fidel Ramírez, el mismo que ha criticado en varias oportunidades a Canal Capital por considerarlo el “megáfono del régimen de Petro”; por oponerse enfáticamente al matrimonio gay; por buscar prohibir los reinados y desfiles de moda en los colegios de la ciudad; y el mismo que estuvo envuelto en un bochornoso episodio de ‘copialina’ en un proyecto de acuerdo, ahora lidera la batalla para que el director de la revista SoHo, Daniel Samper Ospina, ordene el desmonte de las vallas que están ubicadas en algunos paraderos de buses de la capital.

En los últimos días, el concejal Marco Fidel Ramírez ha rechazado categóricamente la proliferación de vallas de la revista por considerarlas que tienen “contenido inmoral y explícitamente pornográfico”. Según él, violan normas existentes como el artículo 34 del Acuerdo 1 de 1998, el artículo 15 del Decreto 506 de 2003 y el artículo 47 del Código de la infancia y la Adolescencia.

El pasado lunes pidió a las autoridades del Distrito desmontar la publicidad. “Ese tipo de publicidad cerca de los jardines infantiles y en lugares donde transitan menores de edad contraviene lo que regla el Código de la Infancia que establece que los medios de comunicación deben abstenerse de imágenes públicas que contengan descripciones morbosas o pornográficas”.

En este sentido, expresó que con su protesta no se opone a la libertad de empresa sino que se orienta a la defensa del carácter moral de los menores. Así se lo hizo saber a través de una carta enviada al director de la revista SoHo, en donde le manifiesta su inconformidad por la campaña de difusión de su revista.

Frente al tema, el concejal Roberto Sáenz manifestó su “vertical oposición al intento de cercenamiento de la libertad de expresión promovido por algunos concejales desde posturas político-religiosas que violan la Constitución y la Ley”.

Sáenz expresó su más airado rechazo con la iniciativa de desmontar las vallas de SoHo, afirmando que el carácter de esta propuesta es oscurantista.

“Estos concejales quieren imponer en Bogotá una serie de prácticas y creencias que, aunque cobren sentido dentro de la feligresía que lideran, atentan gravemente contra las libertades civiles en un Estado laico. Ni el Concejo es un púlpito, ni Bogotá es una iglesia. Estas son posturas que estigmatizan a las nuevas ciudadanías e introducen dinámicas peligrosas para quienes las promovemos”, señaló Sáenz.

Al respecto, el concejal Ramírez “exacerbado en sus ánimos”, hizo señalamientos “falaces e irrespetuosos” al concejal Roberto Sáenz atreviéndose a llamarlo “marihuano” por la oposición que planteó a la pretendida censura.

“Lo que corresponde debatir en el Concejo es: A qué debemos considerar pornografía y cuáles son los alcances de ésta. Es un debate que ya se ha superado en otros países y que debe abordarse desde la perspectiva de los derechos ciudadanos y no desde los fundamentalismos religiosos”, agregó.

El concejal Roberto Sáenz anunció que preparará un debate contra esa proposición y que no será para hacer cuestionamientos a las religiones sino a la "falsa doble moral".

Por su parte, el concejal Marco Fidel Ramírez solicitó a la Administración Distrital verificar si se procedió con responsabilidad al permitir instalar las Vallas de la Revista SoHo en espacios públicos de la ciudad.
 

Temas relacionados