Cancelarían semestre en la Nacional si no hay acuerdo salarial después de Semana Santa

Así lo advirtió el vicerrector Jorge Iván Bula.

Luego de 15 días de paro de trabajadores de la Universidad Nacional, el vicerrector de la institución, Jorge Iván Bula, dijo que si antes de terminar marzo no se llega a ningún acuerdo salarial con los protestantes se cancelaría el semestre.

Bula, en diálogo con Caracol Radio, admitió que la Universidad no cuenta con el presupuesto para incrementar el salario en un 30%, tal y como lo exigen los trabajadores.

Dijo que si después de Semana Santa persiste el paro se suspenderían las clases no solo en la sede de Bogotá sino también en Palmira y, en este sentido, reconoció que la situación es “muy complicada”.

El bloqueo, que lleva más de una semana, es liderado por un número de trabajadores no mayor a 500, que se agrupan en el Comité pro Mejora Salarial y que demandan reajustes salariales desde el mes de noviembre.

Las directivas de la UN han venido conversando permanentemente con los trabajadores sobre la nivelación salarial que ya presentaron sus solicitudes ante el Gobierno Nacional.

Delegados del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP) y los Ministerios de Educación Nacional, Trabajo y Hacienda están acompañando el proceso de conversaciones.

Hay 30 mil estudiantes de pregrado afectados por la situación, al igual que cerca de 2.000 mil profesores que no han podido acceder a sus laboratorios, impartir clases, desarrollar sus seminarios de investigación y demás actividades académicas que normalmente cumplen.

Toda la comunidad académica, que incluye a 5.000 estudiantes de posgrado, no ha podido ingresar a las salas de cómputo ni a las bibliotecas y se ha visto afectada por la medida que han tomado los trabajadores. Asimismo, se han visto perjudicadas las personas que se benefician de los cursos de extensión que ofrece la Universidad, los niños de la guardería y los 700 estudiantes del colegio.

Ante las solicitudes de los trabajadores de mejorar sus condiciones salariales, las directivas de la UN han insistido en que no cuentan con la autonomía para hacer el ajuste demandado.

Bula ha dicho que si la Universidad hace efectivas las reclamaciones de los trabajadores estaría cometiendo faltas a la ley, incurriendo en los delitos de peculado o prevaricato.

 

Temas relacionados