Este año se han restituido tres instituciones

Colegios nuevos en Bogotá, deuda por cubrir

El déficit de infraestructura educativa se concentra en Suba, Bosa, Engativá, Usme, Kennedy y Ciudad Bolívar. Distrito dice que tras acuerdo con el Gobierno y compra de lotes espera ponerse al día.

Este año el Distrito entregará los colegios nuevos de La Felicidad (Fontibón) y Puerto del Sol (Suba). / Cortesía

La construcción de nuevos colegios públicos en Bogotá ha sido una preocupación de todas las administraciones. El aumento de la población impone retos como la reducción del déficit de cupos en algunas zonas y acercar las instituciones para evitar la deserción. Todo bajo una nueva necesidad: estandarizar la jornada única.

Según la última entrega del estudio “Bogotá cómo vamos”, la deserción escolar en la ciudad alcanza el 3 %. Y una de las razones por las que los menores dejan sus estudios es porque la institución queda lejos de su casa. De acuerdo con estudios del propio Distrito, la situación más compleja se presenta en localidades como Suba, Engativá, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y Usme. Por eso, son prioridad.

A pesar de ello, la construcción de colegios en lotes nuevos es una deuda por cubrir. Aunque la pasada administración prometió 100 colegios, ésta no cumplió la meta. Al final entregaron 25, de los cuales siete fueron compras de infraestructura que ya existía; 10 fueron restituciones, y ocho, obras que se iniciaron en otras administraciones. Además, dejaron en construcción los colegios de La Felicidad, en Fontibón; Cafam-Puerto de Sol, en Suba, y el Ensueño, en Ciudad Bolívar, y en el papel los colegios: Madelena, en Ciudad Bolívar; San José de Maryland, El Volcán La Pradera y Porvenir II, en Bosa, y Ciudad de Techo, en Kennedy. La justificación del incumplimiento fue la falta de predios.

La deuda con la educación en Bogotá sigue y la asumió la actual administración, que ya trazó su plan para tratar de ponerse al día. El alcalde Enrique Peñalosa se comprometió a que durante su mandato se construirían 30 colegios nuevos y entregarían 32 restituciones, terminaciones o ampliaciones. Según la Secretaría de Educación, se invertirán alrededor de $1,1 billones, de los cuales una parte está respaldada por el Gobierno Nacional a través de un convenio por $245.000 millones, que servirán para construir cinco colegios nuevos y siete reconstrucciones.

¿Qué se ha hecho?

La gestión avanzan poco a poco. En el primer semestre de este año la Secretaría de Educación se concentró en la adquisición de los predios para los nuevos colegios. Aseguran que ya tienen 16, de los cuales 15 fueron cesiones públicas y sólo tuvieron que comprar uno, de 17.000 metros cuadrados, en la localidad de Bosa.

Aunque la meta este año era entregar seis colegios nuevos, sólo alcanzarán a entregar dos, que se sumarán a cinco reconstrucciones totales y a cuatro terminaciones, con lo que se aumentará en 2018 la oferta educativa en 10.000 cupos.

Hace unas semanas comenzó la construcción del colegio Madelena, en Ciudad Bolívar, el primero de los 12 que forman parte del acuerdo con el Gobierno Nacional y que beneficiará a 1.600 niños en el sur de la ciudad.

Según la secretaria de Educación, María Victoria Angulo, además de los dos colegios que esperan entregar a finales de este año, destaca que “tres están en obra, uno en licitación, uno adjudicado, tres en diseños y seis en concurso de diseño”.

En cuanto a restituciones, recientemente se entregaron los tres primeros colegios. Se trata del San José, en Kennedy, donde se hizo una reconstrucción total, ya que las instalaciones se habían edificado hace más de 60 años. Con esto aumentó su capacidad de 800 a 1.191 estudiantes por jornada. Los otros dos centros educativos son los colegios San Pedro Claver y Juan del Corral, en la localidad de Engativá, en los que se adecuaron salones y nuevos espacios como laboratorios y salas infantiles.

Según Angulo, se prepara la entrega de otros seis colegios restituidos entre noviembre y diciembre, mientras que otros seis están en obras y espera entregarlos el próximo año. Los restantes se terminarían de adjudicar en 2018.

Frente a los predios que faltan, la secretaria indicó que ya están identificados, en proceso de cesión o forman parte de planes parciales, por lo que están en etapa de saneamiento y de registro a nombre del Distrito. Aunque con esto se cubriría la meta que se propuso la actual administración, la idea también incluye comprar lotes para que el próximo alcalde tenga dónde construir colegios.

Adicional a estos avances en los planes para cubrir el déficit educativo, en lo corrido del año el Distrito ha entregado nueve bibliotecas en nueve colegios, con un total de 62.000 títulos. Asimismo, se adelanta la implementación del programa “La llave del saber”, con el que los estudiantes podrán acceder a un catálogo virtual para la búsqueda de material bibliográfico. Para la secretaria de Educación no es sólo un tema de cupos, sino de calidad, pues a pesar de que la ciudad tiene una de las coberturas escolares más altas en el país, el plan a largo plazo es la estandarización de la jornada única.

“Aunque hay buena cobertura, vale resaltar que en la ciudad se crearon proyectos de vivienda en muchas localidades, pero nunca se previó la construcción de equipamientos educativos. Es por esto que todavía hay niños que recorren importantes distancias, porque en su localidad no hay suficientes colegios”, indicó la secretaria de Educación.

El plan está en marcha. No obstante, mientras se cumple, la ciudad seguirá con una deuda educativa por cubrir.