Publicidad
Bogotá 2 Sep 2012 - 9:00 pm

Distrito venderá sus acciones en la central de abastos

Competencia para Corabastos

La administración estructura la creación de una empresa de acopio de alimentos que reúna a las 19 plazas de mercado de la ciudad. Sería del Distrito, los comerciantes y los campesinos.

Por: Diana Carolina Cantillo E.
  • 6Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/bogota/competencia-corabastos-articulo-371994
    http://tinyurl.com/92nmg6b
  • 0
insertar
Corabastos tiene 40 años operando como central de alimentos en la ciudad. / Archivo

El Distrito venderá las acciones que tiene en Corabastos. La decisión fue tomada debido a que representantes de la junta directiva de la central no aceptaron un plan de modernización propuesto por el Ministerio de Agricultura y la capital. Aunque el Ministerio ya había anunciado la venta de sus acciones (21%), la administración de la ciudad había guardado silencio frente al tema. Sin embargo, el alcalde Gustavo Petro ya tomó la decisión y venderá su participación en Corabastos, la cual corresponde al 4% de aproximadamente $220.000 millones de activos.

La medida fue confirmada por Carlos Simancas, secretario de Desarrollo Económico, quien en entrevista con El Espectador, señaló que la ruptura del Distrito con Corabastos se debe a que “el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, en vez de ayudar a que los públicos nos uniéramos para modernizar la central, hizo alianzas con los comerciantes para derrotar esta iniciativa”.

Dentro del plan de modernización, el Distrito sugería la modificación del estatuto de la central de alimentos, pues en la actualidad Corabastos es de mayoría privada y minoría pública.

La administración de Gustavo Petro espera el resultado de un estudio, que fue contratado por el Ministerio de Agricultura, en el que se concluirá el precio de la acción. Mientras tanto, Petro alista la creación de una empresa distribuidora de alimentos que agrupe a las 19 plazas de mercado de la ciudad. El objetivo es acopiar los productos provenientes de Boyacá, Cundinamarca, Meta y Tolima. De acuerdo con la iniciativa, el Distrito sería el dueño mayoritario de la compañía y se haría una emisión de acciones para que comerciantes y campesinos también sean propietarios.

Simancas propone utilizar los recursos que fueron destinados para reorganizar las plazas para la creación de la empresa. “Lo que hay ahora son $68.000 millones para hacerle una intervención a esas plazas. Cuando llegué a la Secretaría dije que no estaba de acuerdo con que ese dinero se invierta así, porque no propone una solución distinta a la de mantener bajo la misma ineficiencia la administración de las plazas, con ese dinero podemos empezar a conformar la empresa. Por otra parte, estamos trabajando en la creación de una estrategia de crédito que permita que esta gente acceda a préstamos para comprar las acciones”.

Desde que Petro y Álvaro Cruz asumieron sus cargos, cada uno se ha declarado abiertamente en desacuerdo con el otro en temas cruciales para la ciudad-región, como la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), el tren-tram o las corridas de toros. Pero un ejemplo claro que recoge las visiones encontradas de los dos mandatarios es Corabastos, la segunda central de alimentos más grande de Latinoamérica, la cual se ha convertido en el epicentro del pulso político entre los dos gobernantes.

La divergencia de los mandatarios frente a Corabastos no sólo se centra en cuál es el futuro más conveniente para la central, sino también sobre quién sería la persona encargada de administrarla, es decir, el gerente. Pelea que Petro perdió y Cruz ganó, pues el primero propuso que el gerente fuera Carlos Simancas, sin embargo, Cruz decidió darle su voto a Mauricio Parra, el actual gerente general.

Ahora Simancas es el secretario de Desarrollo Económico, quien representa al Distrito en la junta directiva de Corabastos y quien en varias ocasiones ha advertido a la directiva de la central que si no cumple con sus funciones será intervenida. “Sí vamos a vender las acciones, pero junto con el Ministerio vamos a trabajar para hacer más rigurosa la legislación que tiene que ver con la seguridad alimentaria, registros sanitarios… Si dada esa normatividad la administración de la central no cumple, repito, se tendrá que intervenir a Corabastos”, señaló el secretario.

Aunque se quedó sin la gerencia de la central, Gustavo Petro nombró a Carlos Simancas como jefe de la secretaría. El funcionario tiene el reto de estructurar la competencia de Corabastos, luego de los problemas de ilegalidad y corrupción que invadieron la central en estos 40 años .

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio