Contraloría encontró irregularidades en manejo de recursos en Policía de Bogotá

De acuerdo con una auditoría realizada por la entidad se evidenciaron pérdidas en la construcción de nuevas estaciones, en el contrato de suministro de gasolina y en el mantenimiento de las cámaras de seguridad de la ciudad.

La Contraloría General de la Nación encontró graves hallazgos fiscales en la última auditoría que realizó a la Policía Nacional. De acuerdo con el ente de control se evidenciaron irregularidades en el mantenimiento de las cámaras de seguridad de Bogotá, de las cuales solo funcionan la mitad, además se hizo un llamado sobre la construcción del Comando de la Policía en el Salitre, obra que hasta momento de la revisión estaba suspendida.

Dentro de los hallazgos se evidenció que solamente en el contrato para el suministro de combustible hay deficiencias en la supervisión, lo que habría generado pérdidas hasta por $800 millones, cifra que podría ser mayor, debido a que “el monto evaluado correspondió a las reservas presupuestales del año 2016 involucradas en la financiación del contrato”.

Las irregularidades girarían en torno a que se aceptaron facturas sin soportes o los servicios no correspondían a entidades contratas o que tuvieran algún convenio con la institución.

El segundo punto que estudió la Contraloría fue la ejecución de obras contratadas. En estos casos se evidenció que se pagaron contratos que no fueron ejecutado como un convenio de asociación que se firmó en 2009, en el que se hicieron hallazgo por alrededor de $250 millones.

Nuevamente hizo un llamado sobre los procesos de seguimiento y control, ya que no se hizo seguimiento a los recursos entregados como anticipos a las fiducias y en otros casos se realizaron obras que no tuvieron licencias de construcción.

Finalmente, el ente de control advirtió que se encontraron otras irregularidades en la construcción de estaciones de Policía. Algunas de estas estarían sin construir, otras presentan demoras y en algunas se habrían realizados  pagos dobles.