Controversia por detención de prostitutas en la plaza de La Mariposa, en Bogotá

Las trabajadoras sexuales aseguran que fueron golpeadas por los uniformados. La Policía investiga los hechos.

El hecho ocurrió a las 4:30 de la tarde cuando un camión de la Policía Metropolitana de Bogotá, identificado con el número 173879 se parqueó en la plaza conocida como La Mariposa en el sector de San Victorino en el centro de la ciudad.

Andrés Caicedo, quien estaba presente en ese momento cuenta que los agentes cercaron a un grupo de mujeres entre ellas varias trabajadoras sexuales. Las descalzaron y las subieron al vehículo que las llevó a la UPJ de Puente Aranda. “Los policías llegaron y se llevaron a todas la muchachas, ahí cayó mi esposa, que no trabaja ahí pero estaba en el sector, le pegaron en el estómago y está sangrando mucho”, agregó.

Según información conocida por El Espectador entre las mujeres detenidas se encuentra una menor de edad y una mujer embarazada. Clara Inés Cahuaque, que logró salir de la UPJ a las 7:30 pm, aseguró que la mayoría de las mujeres fueron golpeadas y muchas de ellas aún permanecen allí. Al preguntar por qué las conducían a UPJ, uno de los policías respondió que "se las estaban llevando porque ellas venden el cuerpo".

Luz Mary Pardo, investigadora de la organización defensora de derechos humanos ‘Parces’ aseguró que les reclamó a los policías por llevarse a las mujeres y estos le respondieron: "en vez de estar defendiéndolas por qué no educan a esas putas".

La organización manifestó su preocupación por estos hechos pues aseguran que después de mucho tiempo de luchar por la protección de los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución, lograron que desde el 2013 no volvieran a detenerlas por hacer su trabajo. “La prostitución no es un delito es un trabajo que debe ser reconocido en igualdad de condiciones al resto de labores y profesiones” dice el comunicado que publicó al respecto.

En 2010, la Corte Constitucional reconoció esta labor como un trabajo digno que debía gozar de los mismos derechos que los demás mediante la sentencia T-629 de ese año. La organización además pidió investigar a los agentes “desde Parces rechazamos estos actos de violencia dirigidos a las mujeres y exigimos a las autoridades competentes Fiscalía General de la Nación y Procuraduría General de la Nación que investiguen el actuar de estos funcionarios de la Policía Nacional”.

Fuentes de la Policía Metropolitana de Bogotá le aseguraron a este diario que están a la espera de informe detallado de los hechos desde la UPJ y entrarán a investigar las razones de la detención.