Crece inconformidad por cobro de valorización en Bogotá