Critican a Navarro Wolf por propuesta de prestar El Campín para conciertos

Aseguran que el estadio no resistiría grandes concentraciones de público.

Luego de que el secretario de Gobierno, Antonio Navarro Wolf, anunciara la semana pasada por su cuenta de Twitter que la Administración Distrital facilitará las condiciones para la realización de espectáculos públicos en el estadio El Campín, este lunes surgieron las primeras críticas de la propuesta.

El concejal Celio Nieves Herrera se pronunció negativamente respecto del anuncio de Navarro Wolff sobre la posibilidad de que el estadio El Campìn se pueda prestar para la realización de conciertos.

El cabildante dijo que no está de acuerdo con esta medida por cuanto El Campìn no es apto para este tipo de eventos. “En primer lugar fue construido para la práctica del futbol y en segundo lugar, su cancha no presenta las condiciones físicas necesarias para soportar grandes concentraciones de público y equipos pesados.

Según una prueba hecha al estadio en 2008 con 700 personas, se determinó que el uso del estadio para espectáculos es imposible, enfatizó Nieves Herrera.

El concejal manifestó también que la Ley 1493 de 2011 no puede obligar al Distrito a prestar El Campin, pues se estaría desconociendo la autonomía administrativa del Distrito en la gestión de sus intereses, facultad otorgada por la Constitución Política de 1991, en su Artículo 287.

Sobre la necesidad de un escenario para grandes eventos en la ciudad, Celio Nieves recordó que en enero de 2011 adelantó un debate de control político sobre la situación de los coliseos de Bogotá y planteó que ante el estado de deterioro en que se encuentra el Coliseo Cubierto El campin, lo mejor es demoler este escenario y construir en el área comprendida entre las carreras 24 y 30 y las calles 58 y la 63, un complejo deportivo que incluya un escenario multipropósito para más de 20.000 personas como lo requiere la ciudad, tal como estaba previsto en el plan de desarrollo de la anterior administración.

“En el año 2011, el distrito invirtió en el mejoramiento de las instalaciones de El Campin más de 30 mil millones de pesos, con el fin de tener un escenario digno para el deporte; ahora mal haría en someter dicha estructura a tratos o usos inapropiados, lo cual podría constituir un detrimento patrimonial”, concluyó Nieves.