De habitantes de calle a graduados en carpintería, electricidad y construcción

Este jueves, 180 personas que antes deambulaban por las calles de Bogotá recibieron diplomas que certifican su formación en diferentes oficios. ¿La meta? Una mejor calidad de vida.  

Secretaría de Integración Social.

Por al menos 27 años, Manuel Cañas hizo de las calles de Bogotá su hogar. Entre la mendicidad, la angustia y el riesgo de caer en la drogadicción o la delincuencia, pasaba sus noches debajo de un puente a merced del frío y el hambre. Sin embargo, a partir de este jueves, vislumbra un nuevo futuro: al igual que otros 180 exhabitantes de calle, recibió un diploma que certifica su formación en diversos oficios, con lo que le apuesta a conseguir un trabajo y mejorar su calidad de vida.

Hace cerca de seis meses, Manuel se vinculó voluntariamente a un proceso de formación académica en artes y oficios especializados como carpintería, cocina, electricidad, sistemas y construcción. Lo anterior, en desarrollo de los procesos de inclusión social promovidos por la Administración Distrital.

“La tarea no es fácil, pero hemos luchado para salir adelante. Con la ayuda de los profesionales me siento feliz porque estamos recibiendo un diploma de la formación que recibimos de 150 horas, en mi caso de construcción, y esto me tiene muy feliz”, manifestó este exhabitante de calle tras recibir de manos del alcalde Enrique Peñalosa un diploma que certifica su aprendizaje.

Los procesos académicos a los que Manuel y otras 180 personas decidieron apostarle se desarrollaron en el marco del convenio que concretaron la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS) y el Centro Educativo Nacional de Asesorías Socioeconómicas y Culturales (CENASEL).

“El mensaje a mis compañeros habitantes de calle es que se acojan al proyecto porque es importante que salgan de las calles”, agregó Manuel.

Según el Distrito, los graduados recibieron información teórica y práctica con más de 150 horas de capacitación en áreas como técnica, manipulación y preparación de alimentos, montaje de circuitos eléctricos, corte de madera y diseño de muebles; técnicas en construcción, mampostería y finalmente, conocimientos en sistemas y cómputo.

“De igual manera, se ofrecieron cursos de inglés básico, teatro, expresiones artísticas, audiovisuales y mantenimiento de bicicletas. Algunas de estas personas en formación ya finalizaron de manera exitosa su proceso de recuperación personal y actualmente, se encuentran desarrollando actividades laborales y aportando a la sociedad”, explicó la Administración Distrital.

Durante la ceremonia de graduación, el alcalde Peñalosa calificó a los ahora exhabitantes de calle como unos “verdaderos súper héroes” a los que hay que admirar: “Queremos felicitarlos. Dios les dará toda la fuerza para seguir adelante. Este grado es un logro muy importante para ustedes y estamos muy orgullosos con colaborar para que salgan adelante. Y de seguro que tienen esa disciplina y facultades para lograrlo”, destacó.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Integración Social, durante el segundo semestre de 2016 se capacitaron alrededor 394 personas en diferentes áreas, todas ellas desarrolladas en el Centro de Formación para el Estudio La Academia.

La Administración prevé abrir este año 10 nuevos centros de atención integral, entre los que se destacan hogares de paso para mujeres, habitantes de calle y carreteros con sus respectivas mascotas y centros especializados para la inclusión social y laboral.